No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Impulsada por Costa Rica, OEA pide a Nicaragua buscar acuerdo para adelantar elecciones

Documento fue respaldado por 21 naciones, mientras que fue rechazada por otras 3

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (CP- OEA) aprobó este miércoles una resolución impulsada por Costa Rica, que condena al régimen de Daniel Ortega y le exhorta a acordar un calendario electoral para adelantar las elecciones presidenciales, como se lo ha solicitado la oposición en tres meses de crisis política y social.

La decisión del órgano internacional se dio con los votos de la representación diplomática nacional, la de Estados Unidos, México, Brasil, Colombia, Argentina, Uruguay, Chile, Perú, Paraguay, Ecuador, Panamá, Honduras, Guatemala, Jamaica, República Dominicana, Guayana, Antigua, Santa Lucía, Bahamas y Cañada.

Para ser aprobada, la resolución requería 18 votos y recibió 21. La votaron en contra tres países (Nicaragua, Venezuela y Santo Vicente y las Granadinas), al tiempo que se registraron siete abstenciones y tres ausencias, incluida Bolivia.

El documento fue promovido en primera instancia por Costa Rica -que ejerce la presidencia del Consejo- además de EE.UU, Canadá, Argentina, Colombia y Chile; pero la versión que fue aprobada incluía una recomendación planteada por Uruguay que es considerada como pequeña por ser de naturaleza formal.

La resolución condena al Gobierno de Nicaragua por la represión que ejerce contra la oposición, a través de sus fuerzas policiales y paramilitares. Los enfrentamientos en ese país dejan más de 350 personas fallecidas, de acuerdo con organizaciones de derechos humanos independientes.

También se solicita a Ortega que colabore en los esfuerzos tendientes a fortalecer las instituciones democráticas de su país, a través de la implementación de las recomendaciones de la Misión de Observación Electoral de la OEA.

Unas 280 personas han muerto desde que estallaron las protestas contra el gobierno por una reforma al sistema de pensiones, que se convirtió en una demanda para la salida de Ortega del poder.

El gobierno celebró este martes el avance en la "liberación" de varias ciudades de las barricadas de los manifestantes.