Costa Rica otorga asilo a dirigente de ONG de Nicaragua que alega persecución política

Protección​Álvaro Leiva se autoexilió en Costa Rica desde agosto debido a amenazas en su contra

Costa Rica otorgó este miércoles asilo político a Álvaro Leiva, secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (Anpdh), quien se autoexilio en el país desde agosto debido a que alega ser víctima de persecución política.

Según informó la Cancillería, Leiva manifestó que la persecución en su contra se ha "materializado en actos concretos en contra de su vida, libertad, seguridad e integridad personal". Por esas razones, el presidente de la República, Carlos Alvarado, y la canciller, Epsy Campbell, le concedieron el asilo político.

"Leiva acudió al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto para solicitar protección, ante la crisis social, política y económica que enfrenta Nicaragua, al considerar que se encuentra una situación de riesgo como resultado de sus labores por la defensa de los derechos humanos", informó Casa Presidencial mediante un comunicado.

Lea: ONG de Nicaragua obtiene premio internacional de derechos humanos por denunciar la represión de Ortega

El asilo político es una figura que se encuentra establecida en el artículo 31 de la Constitución Política de Costa Rica.

La aprobación o denegatoria es un acto de Gobierno, el cual debe valorar de los hechos y las razones que aduce el solicitante con motivo de persecución, al igual que el análisis de las pruebas.

El último informe de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos indicó que la cifra de muertos por la crisis en Nicaragua subió a 512 entre el 19 de abril hasta y el 23 de septiembre.

La organización, cuyos miembros están en exilio en Costa Rica ante el acoso, hostigamiento e intimidación del gobierno de Daniel Ortega, según denunciaron, también ha reportado más de 4.000 personas heridas en este periodo, de las cuales 103 sufrieron lesiones graves con efectos permanentes.

Las protestas en este país centroamericano iniciaron el 18 de abril por una reforma al seguro social que fracasó y era impuesta por Daniel Ortega. Luego de ello la población siguió con las manifestaciones han continuado para pedir la salida del mandatario.