No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com
Fotografía de la embajadora de Costa Rica ante la OEA, Montserrat Solano

En la OEA, Costa Rica pide frenar graves violaciones de derechos humanos en Nicaragua

​País apoyó convocatoria en la que se discutió aplicación de la Carta Democrática contra la nación vecina del norte

La embajadora de Costa Rica ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Montserrat Solano, pidió este viernes ante el Consejo Permanente (CP) que se frene la violaciones "graves, masivas y sistemáticas" de derechos humanos en Nicaragua.

En razón de lo anterior, el país apoyó la convocatoria urgente a sesión extraordinaria del secretario general del órgano, Luis Almagro, quien señaló que la crisis en esa nación "justifica plenamente la invocación del artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana". Dicha norma es utilizada cuando en uno de los Estados Miembros se registra una ruptura del orden constitucional, lo que puede desembocar en la suspensión en el organismo de ese integrante.

"Mi delegación considera que la convocatoria de esta reunión al amparado del artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana es una nueva oportunidad para buscar una solución a la crisis nicaragüense. Esta oportunidad pasa por valorar correctamente la situación real en el país, con actitudes constructivas y propuestas sostenibles que permitan establecer un camino para el diálogo inclusivo, respetuoso y serio", indicó la representante nacional.

Esas violaciones, según Solano, quedaron consignados en los informes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), presentados a finales del año pasado, a raíz de lo que se denomina como una cuarta fase de la represión en ese país por parte del régimen de Daniel Ortega, caracterizada por los esfuerzos de acallar las voces opositoras.

La primera de dicha recopilaciones acredita crímenes de lesa humanidad al Gobierno de Nicaragua, cometidos a través de acciones para repeler las manifestaciones iniciadas el 18 de abril de 2018. De las protestas se derivan 325 muertos y 400 detenidos.

Para el embajador de Nicaragua ante la Organización, Denis Moncada, la reunión en la que se abordó la crisis de su país "es ilegal, ilícita e inexistente". El diplomático aprovechó su uso de la palabra para arremeter contra Almagro, a quien calificó como un "agente golpista", al servicio de Estados Unidos.

La aplicación del artículo 20 de la Carta Democrática requiere el voto afirmativo de dos tercios de los integrantes del organismo, una mayoría difícil de conseguir.

El caso más reciente de suspensión de un país fue Honduras, tras el golpe de Estado contra Manuel Zelaya en 2009.

En cambio, para Venezuela, la amenaza de suspensión ha recorrido un largo camino, sin haber conseguido la mayoría para concretarla. En medio de la pugna, el gobierno de Nicolás Maduro -ahora considerado ilegítimo por los miembros- lanzó un proceso para retirarse de la Organización, que debería concluir en abril de 2019.