Costa Rica se tomará su tiempo para pronunciarse sobre crisis en Venezuela, afirma Canciller

declaración​Gobierno reunirá más información de la embajada tica en Caracas para emitir una comunicación oficial

El gobierno de Costa Rica se tomará su tiempo para emitir un pronunciamiento sobre la crisis en Venezuela, dijo este domingo el ministro de Relaciones Exteriores, Manuel González.

El Canciller aseguró que están analizando la situación y pedirán más información a la embajada costarricense en Caracas antes de emitir un criterio sobre la crisis en ese país sudamericano.

ministro de relaciones exteriores, manuel gonzález

Comentó que "en una democracia tiene que haber oposición, tiene que respetarse la oposición, tiene que incentivarse a la oposición".

Adelantó que "apoyar tanto a los regímenes democráticamente electos como a la oposición que ejerce legítimamente su papel de equilibrio en la balanza democrática de los países es igualmente importante".

González -quien regresó este domingo a Costa Rica luego de una visita de un día a Washington, Estados Unidos- manifestó que el pronunciamiento se dará en los próximos días, aunque no precisó cuándo.

Durante su gira a la capital estadounidense, el Canciller se reunió con el embajador de Costa Rica ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Pablo Barahona, quien le indicó que existe una propuesta para convocar esta semana al Consejo Permanente de ese organismo para debatir sobre la situación en Venezuela.

El gobierno de Nicolás Maduro arrestó el pasado jueves 19 de febrero al alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma.

Maduro responsabilizó a Ledezma de un presunto plan para darle un golpe de Estado que se activó con la publicación del Llamado a los venezolanos a un acuerdo nacional de transición en el diario El Nacional el pasado 11 de febrero.

Además de Ledezma, la publicación fue firmada por la diputada de oposición María Corina Machado y el líder de oposición, Leopoldo López, quien cumplió un año en prisión la semana anterior.

El Presidente venezolano aseguró que Estados Unidos coordina directamente el plan para derrocarlo y utiliza un eje de acción en Madrid, Bogotá y Miami.