No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%
Siga los resultados aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Según datos internacionales la violencia de género es más común en entornos de emergencias humanitarias.

INAMU prevé aumento en violencia doméstica por estrés relacionado a COVID-19

​Centro de información y llamadas del INAMU se mantendrá en operación para atender casos y denuncias por violencia doméstica.

Los casos de violencia doméstica pueden aumentar en los próximos días como consecuencia de la propagación del coronavirus COVID-19 en Costa Rica, alertó la ministra de la Condición de la Mujer, Patricia Mora.

“En situaciones de alarma, de zozobra e incertidumbre como las que actualmente se viven por el brote de COVID-19, la violencia en contra de las mujeres, especialmente la que se da en el seno de los hogares, va a tener un alza”, dijo Mora.

Según datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) la violencia de género es más común en entornos de emergencias humanitarias, en estos casos las víctimas suelen ser mujeres y adolescentes, cuya vulnerabilidad se agravaba en el caos de una crisis.

Lea: El coronavirus saca a flote la desigualdad económica de EE.UU.

Ante el posible incremento en los casos de violencia, el (INAMU) está tomando medidas especiales para garantizar la atención de las mujeres que pueden estar en riesgo durante los días de cuarentena por el brote del nuevo coronavirus.

“Durante estos días vamos a tener menos personal pero no vamos a cerrar, las mujeres pueden seguir acercándose a nuestros albergues y centros de atención, estamos conscientes que lejos de disminuir los casos de violencias van aumentar, por eso seguimos sin parar, para darles la mejor atención” afirmó la ministra Mora.

Asimismo, las funcionarias del Instituto Nacional de la Mujer (Inamu) hacen un llamado a la ciudadanía a asumir la corresponsabilidad social de los cuidados del hogar y de las personas enfermas para que no se recargue en las mujeres.

“Mas allá de la manera en la que se nos pueden complicar con niños en casa, con hogares para adultos mayores cerrados (medidas que son necesarias), hacemos un llamado a compartir estas responsabilidades, esta carga no se nos puede dejar en solitario a las mujeres” concluyen.