No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Crisis en Nicaragua desencadena en saqueos de supermercados, armerías y cierre de gasolineras

"Ya no es por la reforma a la seguridad social", afirma estudiante que conversó con AmeliaRueda.com

La crisis social en Nicaragua ya se ve acompañada de saqueos en supermercados y armerías, así como el cierre de gasolineras.

Este domingo comenzaron a hallarse los primeros registros tiendas de conveniencia con estantes totalmente vacíos por el robo de ciudadanos quienes se aprovechan del estallido de una protesta reprimida por el régimen de Daniel Ortega, que ya deja al menos 25 fallecidos en cinco días de conflicto.

Jorge Andrés Uriarte, un estudiante de veterinaria de 21 años que participa en las manifestaciones, contó a AmeliaRueda.com que ya hay comercios afectados, como incluso lo muestra una breve transmisión de Facebook del medio 100% Noticias -bloqueado por el gobierno- en el que se muestra a varias personas con el rostro tapado corriendo hacia un Palí abierto a la fuerza, del que extraen bolsas al tiempo que las alarmas del local se escuchan a los lejos.

Las imágenes se replican en otros negocios de electrodomésticos y comidas, algunas incluso muestran a miembros de la Policía Nacional haciéndose con artículos para su alimentación. Algunas fotografías también muestran cajeros automáticos dañados para la extracción de dinero.

El universitario denunció además que agentes han entrado a varias armerías para abastecerse a sí mismos y a la Juventud Sandinista -grupo de choque de seguidores del oficialismo- de armas de fuego y municiones para combatir el movimiento estudiantil y ciudadano más grande en los 11 años que Ortega tiene en el poder.

Uriarte además indicó que para este domingo se rumora el cierre de algunas gasolineras, lo que ha generado que las mismas se saturen de vehículos, principalmente en la capital.

"Ya no es por la reforma a la seguridad social"

El joven, uno de los que permaneció encerrado en la Catedral Metropolitana de Managua bajo el asedio de las "turbas Orteguistas", dice sentirse preocupado por la cobertura que medios internacionales han dado a las protestas al enfocar que la movilización tiene que ver únicamente con el incremento, vía decreto presidencial y sin consultas, del aporte de los trabajadores y patronos, así como el cobro de un cinco por ciento a las pensiones de los jubilados, para sacar de la crisis al Instituto Nicaraguense del Seguro Social (INSS).

Para él, esa es sólo la gota que derramó el vaso.

"No es solo las reformas, son un montón de injusticias contra el pueblo de Nicaragua, por eso estamos en la calle y acá la gente va a permanecer hasta que saquemos a Ortega", manifestó.

Las causas las puntualiza: la inacción del gobierno para combatir el incendio en la Reserva Biológica Indio Maíz, el cierre de medios de comunicación críticos con el oficialismo, la cercena de la libertad de expresión al reprimir marchas pacíficas, el costo de la gasolina y las elecciones "arregladas" con las que se centraliza el poder.

El conflicto es tal que Estados Unidos y Costa Rica ya exhortaron a sus ciudadanos no viajar a territorio pinolero al tiempo que Cancillería de la República se pronunció en contra de las violaciones de derechos humanos, ocasionando una respuesta inmediata del Gobierno de Nicaragua, en el que exige la no intromisión en sus políticas.

Este sábado y por primera vez desde el estallido del conflicto, Ortega dio un mensaje a la población en el que anunció el diálogo con el sector privado sobre las reformas, sin embargo, según Uriarte, lejos estuvo de ser convincente, pues, en sus palabras, lo que hizo "fue dejarnos como estúpidos".

Los grupos universitarios no se dan por satisfechos por la apertura de un canal de comunicación entre la presidencia y los empresarios, ya que estos "sólo velan por sus intereses y no por los del pueblo nicaragüense".