No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Criterio de Sala IV permite a Corte continuar investigaciones aunque funcionario haya dejado cargo

​Sentencia de 2005 ratifica vigencia de procedimientos disciplinarios aunque se concrete un despido, una jubilación o una renuncia

Un criterio de Sala Constitucional permite a la Corte Suprema de Justicia seguir adelante con las investigaciones abiertas contra los funcionario que hayan sido despedidos, o bien, que hayan renunciado u optado por la jubilación.

La resolución recobró importancia a partir de las dudas que se generan en torno a la revocatoria del nombramiento del ahora exmagistrado de la Sala de Casación Penal, Celso Gamboa Sánchez, contra quien aún pesan cinco causas disciplinarias más.

De acuerdo con la sentencia número 2005-08738 del 5 de julio de 2005, el Tribunal ratificó la vigencia de todo procedimiento disciplinario iniciado antes de que se concrete una salida del empleado del Poder Judicial porque a ese momento existe una relación de dependencia de la persona a un reglamento.

"Al respecto, esta Sala comprueba por un lado que el proceso a que alude el recurrente fue iniciado el 13 de setiembre del 2004, es decir, antes del despido, por lo que cuando se inició todavía existía una relación de subordinación", indica el fallo.

La resolución además señala que la potestad disciplinaria no se puede ejercer contra un exfuncionarios pero, añade, "sí podría surgir de un procedimiento tal las bases para exigir cualquier otro tipo de responsabilidad, como la civil".

Este jueves en el programa Nuestra Voz, el exjuez y abogado penalista Ewald Acuña Blanco explicó que tiene a darse una confusión cuando un empleado público deja de tener tal condición, creyéndose que los procedimientos administrativos disciplinarios que se siguen en su contra se archivan porque ya no tiene interés continuar con ellos.

"En el Poder Judicial esto no ocurre así, aunque el funcionario público renuncie, se pensione, le revoquen el nombramiento, deje de tener la condición de funcionario del Poder Judicial los procedimientos continúan, con la particularidad de que no se puede imponer una sanción, pero sí se agrega el resultado o la resolución al expediente personal del funcionario", aseveró el experto.

Agregó: "En el caso del exmagistrado Gamboa sucede lo mismo, las causas disciplinarias que en su contra existían seguirán tramitándose siempre a cargo de la Corte Plena porque son hechos que se le atribuyeron cuando era magistrado. De alguna manera esto sirve de retroalimentación para la Corte para ver como implementa medidas para que no vuelva a suceder".

Gamboa fue despedido el 10 de abril por la Asamblea Legislativa -entidad encargada de realizar el nombramiento en primera instancia- al atender una solicitud del órgano superior del Poder Judicial para que se levantara su nombramiento como alto juez por sus nexos con el empresario Juan Carlos Bolaños Rojas, importador del cemento chino.

La apertura de ese expediente el 18 de setiembre del año anterior desencadenó la aparición de cinco causas disciplinarias más: la primera por una desestimación de una denuncia contra un magistrado, la segunda por un video en el que aparece tambaleándose en un aeropuerto en México, la tercera por el supuesto favorecimiento a alcaldes investigados, la cuarta por mostrar interés en un caso que no le correspondía y la última por una desestimación a una denuncia contra dos diputados.