Cuatro israelíes muertos deja atentado en sinagoga en Jerusalén

violencia​Otras nueve personas resultaron heridas

Cuatro israelíes murieron y nueve resultaron heridos el martes en un atentado contra una sinagoga en Jerusalén cometido por dos palestinos, quienes fueron abatidos, en el ataque más mortífero de los últimos años en la Ciudad Santa, escenario de fuerte tensión.

Los dos palestinos derribados por la policía atacaron con "hachas, cuchillos y una pistola" a los fieles reunidos en una sinagoga de Jerusalén Oeste, según una portavoz policial.

El ataque fue celebrado por Hamas y la Yihad Islámica, las dos principales fuerzas islamistas palestinas.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, violentamente criticado por las autoridades israelíes, condenó "la muerte de fieles que oraban en una sinagoga" y al mismo tiempo "la muerte de civiles del lado que sean".

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió el martes que Israel reaccionará "con mano de hierro a este asesinato de judíos".

En un comunicado, Netanyahu afirmó que el ataque contra la sinagoga es "el resultado directo" de "la incitación a la violencia" de Hamas y de Abas.

Netanyahu anunció que el martes por la tarde mantendrá "consultas sobre seguridad" y denunció a la comunidad internacional "que da muestras de irresponsabilidad, ignorando estas incitaciones a la violencia".

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, condenó el atentado tachándolo de acto de "puro terror y de brutalidad sin sentido" y exhortó a los dirigentes palestinos a denunciar el ataque.