Cubanos varados en Costa Rica comienzan a dejar albergues tentados por coyotes, detecta gobierno

Crisis Otros esperan con la confianza en que su situación se solucione pronto

Ante la negativa de Nicaragua, Guatemala y Belice de que los migrantes cubanos varados en Costa Rica pasen por su territorio camino a Estados Unidos, algunos de ellos están dejando los albergues.

El Ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social, Carlos Alvarado, alertó sobre esta situación, de la cual se han dado cuenta luego de que varios isleños intentaron irse sin éxito y se vieron obligados a regresar. Algunos contaron con el apoyo de los llamados 'coyotes'.

ministro de desarrollo humano e inclusión social, carlos alvarado

Alvarado no dio una cifra exacta de la cantidad de personas que han tomado esta decisión, pues dijo que no se ha contabilizado y que es un fenómeno reciente que les genera preocupación.

cubano albergado en guanacaste, jorge luis pérez

Los cubanos están a la espera de una solución y para algunos de ellos el regreso a Cuba no es una opción.

Tal es el caso de Jorge Luis Pérez, un chef cubano, quien se dedica a cocinar alimentos para los integrantes de tres albergues de La Cruz de Guanacaste.

Pérez arribó al país con su cuñada. Él trabajaba como en Cuba en un restaurante del Estado, producto del cual recibía un salario. Allá permanecen su esposa, hijo, madre y hermano. El plan de este foráneo de 45 años es llegar hasta Estados Unidos a trabajar y enviarle dinero a sus familiares.

cubano albergado en guanacaste, jorge luis pérez

Este fin de semana, algunos jerarcas visitaron ciertos albergues, tal es el caso del viceministro de Aguas y Mares del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), Fernando Mora, quien se apersonó a tres albergues en La Cruz de Guanacaste con el fin de ver qué necesitan los extranjeros.

Alvarado indicó que este lunes irá a Paso Canoas para ver los nuevos albergues que se están abriendo en la zona. Señaló que otros funcionarios visitarán otras áreas en las que están alojados los cubanos.

Según él, en total se han entregado alrededor de 6.000 visas a los foráneos.



El viernes 18 de diciembre, el gobierno suspendió su participación política en el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) en razón de que Guatemala, Nicaragua y Belice no accedieron a que los cubanos transiten por su territorio para llegar hasta Estados Unidos.

Además, anunció que no se deportarán a los inmigrantes cubanos que tengan su visa extraordinaria y que permanezcan en los albergues.

Los nuevos cubanos que ingresen al país ilegalmente serán deportados a Cuba.