Cubanos que llegan a Estados Unidos gozan de privilegios migratorios únicos en América Latina

Migrantes cubanos​La llamada política “pies secos, pies mojados”, acoge como refugiados a los cubanos que tocan territorio estadounidense

Desde 1995, Cuba y Estados Unidos mantienen un acuerdo migratorio en virtud del cual Washington concede 20.000 visas anuales a los cubanos que logren llegar a ese país sin ser interceptados, pero devuelve a la isla a los emigrantes interceptados en alta mar.

La política, llamada "pies secos, pies mojados", concede un trato preferente a los cubanos que no se otorga a los emigrantes de ningún otro país, y es una medida adicional a la aunada a la llamada Ley de Ajuste Cubano, EE.UU..

Aquellos llamados pies secos son quienes logran llegar a suelo estadounidense y por tanto pueden quedarse legalmente en ese país. Los pies mojados son aquellos sorprendidos en el mar.

En el contexto de reanudación de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, desde el 20 de julio pasado, la migración hacia ese país ha ido en aumento por temor a que Washington derogue la Ley de Ajuste Cubano, creada en 1966, que privilegia a los migrantes cubanos, otorgándoles residencia automática y facilidades laborales.

Los cubanos temen, además, que con la normalización de las relaciones entre ambos países, el gobierno estadounidense cambie su política migratoria de "pies secos, pies mojados".

Travesía por tierra

Según informes de la Guardia Costera estadounidense, entre el 1 de octubre de 2014 al 30 de septiembre de 2015, 4.084 cubanos llegaron o intentaron llegar a tierras estadounidenses por mar en rústicas embarcaciones.

El proceso migratorio de los ciudadanos cubanos que viajan a México por tierra y, desde allí, entran a Estados Unidos, es similar al de los que entran por Florida, cruzando el mar: se les otorga la libertad condicional (parole) y al año y un día podrán solicitar la ansiada green card.

Por este paso fronterizo, llegaron a Estados Unidos 17.621 cubanos de octubre 2014 a mayo pasado, contra los 17.459 registrados durante el año fiscal anterior, según las últimas cifras de la Guardia Fronteriza estadounidense.

El flujo de inmigrantes cubanos hacia Estados Unidos viene en aumento desde hace años, pero la popularidad de la ruta por América Latina quedó en evidencia en agosto anterior, cuando Panamá informó que tres cuartas partes de los 11.000 inmigrantes irregulares que llegaron al país en la primera mitad de este año por la frontera selvática con Colombia en su ruta hacia el norte eran ciudadanos cubanos.

Los cubanos salen de la isla hacia Ecuador, donde no les piden visa. De allí, pasan clandestinamente a Colombia para llegar luego a Panamá, desde donde siguen su recorrido por Centroamérica y México, hasta llegar a suelo estadounidense.

La embajada estadounidense en Costa Rica reiteró este lunes lo que la administración Obama ha dicho en reiteradas ocasiones, en el sentido de que no alterará de alguna manera la Ley de Ajuste Cubano.

"La Embajada de Estados Unidos monitorea la situación de los migrantes cubanos en Costa Rica y está en estrecho contacto con el Gobierno de Costa Rica", afirmó la embajada, mediante un breve comunicado.