Científicos probarán si cuerda magnética puede acabar con basura espacial

Más de 100 millones de fragmentos de basura espacial flotan alrededor de la Tierra, situación que lleva a los científicos a ingeniar nuevos métodos para terminar con el problema y evitar desastres.

Uno de ellos lo probará en febrero la Agencia Espacial japonesa (Jaxa), y se trata de una "cuerda aerodinámica" trenzada con cables de acero y aluminio.

El principio consiste en atar el cable a uno de los desechos (restos de satélites, cohetes, herramientas de astronautas, etc) y atraerlo magnéticamente a la atmósfera para que se desintegre.

En este primer ensayo, Jaxa desplegará la cuerda -de 300 metros de largo- en la órbita y observará la transferencia de electricidad. El enganche a la basura se hará en futuras pruebas.