No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Cuesta para apoderarse del Directorio del Congreso está más empinada para el PAC que para opositores

Debido a cantidad de diputados, oficialismo debe negociar con más fuerzas políticas que la oposición

Si el partido de gobierno quiere formar parte del Directorio Legislativo e inclusive poder luchar por la Presidencia del Congreso, deberá hacer un esfuerzo mayor que los partidos de oposición para lograrlo.

Un análisis elaborado por AmeliaRueda.com sobre los posibles cruces que pueden darse de cara al próximo 1 de mayo demuestra que el Partido Acción Ciudadana (PAC) tiene la cuesta un poco más empinada que sus contrincantes, dado que la cantidad de diputados obtenidos los obliga a negociar con más interlocutores políticos distintos que sus contrincantes.

Para el próximo cuatrienio el PAC tendrá un total de 10 diputados. La fracción más grande será la de Liberación Nacional (PLN) con 17, seguido de Restauración Nacional (RN) con 14. De cuarto lugar estará la Unidad Social Cristiana (PUSC) con nueve, Integración Nacional (PIN) con cuatro (aunque uno ya anunció su independencia), el Republicano Social Cristiano con dos y el Frente Amplio solo uno.

Para alcanzar mayoría y hacerse de los puestos claves del Congreso se necesitan al menos 38 votos. El reglamento establece que de no llegar a este número deberá hacerse una segunda votación e incluso una tercera, en donde sí se puede alcanzar los puestos de elección por simple mayoría.

Así las cosas, en las combinaciones que incluyen al PAC en el directorio es necesario que en la negociación participen al menos cuatro fuerzas políticas, incluidos ellos, para alcanzar puestos con al menos 38 votos.

La opción más factible para los oficialistas sería aliarse al PUSC y al PLN. Esto los llevaría a necesitar únicamente dos votos más de los grupos minoritarios (PIN, Republicano y FA).

Si un acercamiento con el PLN no es factible para el oficialismo, la alternativa sería convencer a al menos cinco de los siete minoritarios, formando también alianza con el PUSC y Restauración.

Una tercera opción consistiría en que se logre una verdadera concertación entre las cuatro principales fuerzas políticas, lo que aseguraría un bloque de al menos 50 votos.

Baraja de la oposición

Si por alguna razón no existe un acuerdo entre las fracciones para que el oficialismo integre el directorio y deciden ir por su cuenta en un directorio de oposición, las negociaciones serían entre al menos tres fuerzas políticas distintas, menos que lo que requeriría el PAC.

Una opción es la unión que se pueda dar entre PLN, PUSC y RN, suficiente para cosechar al menos 40 votos.

Otra opción, si el PUSC desistiera, es integrar en esta alianza a los siete minoritarios, lo cual les otorgaría 38 votos.

Debido al número de votos disponibles, resulta matemáticamente inviable establecer un directorio de oposición sin el PLN o sin Restauración Nacional, dado que a los restantes grupos no les alcanzaría los 38 votos necesarios para lograrlo.

De ello son conscientes en grupos como el PLN y el PUSC. El futuro jefe de fracción liberacionista Carlos Ricardo Benavides, asegura que de momento no existe "nada amarrado".

El jefe de fracción del PUSC Erwen Masís, reforzó la idea, y señaló que la negociación dependerá también de proyectos de interés pero que en todo caso se reservarán la posibilidad de discutir nombres de cargos pendientes de elegir, entre ellos de magistrados y de la Defensoría de los Habitantes.

El nuevo Congreso definirá quiénes encabezarán el directorio legislativo en una sesión que se llevará a cabo el próximo 1 de mayo, cuando tome posesión la futura Asamblea Legislativa.