JPS giró sin control ¢3.741 millones a entes privados de cuidados paliativos, señala Contraloría

informeInforme también detectó falta de un plan nacional que establezca objetivos en este servicio

Los cientos de millones que la Junta de Protección Social (JPS) transfirió a las fundaciones y organizaciones privadas que brindan el servicio de cuidados paliativos entre el 2013 y 2014 careció del control necesario para verificar el uso efectivo de esos fondos, concluyó la Contraloría General de la República (CGR).

El informe DFOE-SOC-IF-11-2015 del 30 de setiembre de este año, señaló que en el periodo de análisis la JPS desembolsó ¢3.741 millones a estos entes privados.

De acuerdo con el órgano contralor "se evidenció que el giro de los dineros se realiza sin considerar el cumplimiento efectivo de los objetivos y metas planteados por las distintas organizaciones privadas".

Esta situación se debe a que la JPS carece de estudios de petición de organizaciones privadas para conocer el destino específico del dinero que se transfiere, así como revisiones periódicas del avance en la inversión de este dinero.

Este medio intentó conocer la versión de la Junta. La oficina de prensa respondió mediante un correo electrónico firmado por el gerente de Desarrollo Social de la institución, Julio Canales, que no se referirán al tema hasta que la junta directiva de la institución conozca el informe y se determinen las acciones a tomar.

"La Junta de Protección Social siempre está abierta a recibir y atender las recomendaciones de la Contraloría General de la República para mejorar los procedimientos de entrega y fiscalización de recursos, pues el interés prioritario es que las utilidades generadas con la administración de la Lotería Estatal, impacte positivamente a las poblaciones en vulnerabilidad y/o pobreza que la ley establece como beneficiarias", agregó el funcionario.

La CGR ordenó a la institución incorporar la identificación de proyectos específicos considerando las necesidades de las organizaciones y de la población que atiende al manual de criterios que se utiliza para la distribución de recursos.

También se exige el control posterior a la entrega de recursos económicos a las organizaciones privadas mediante un mecanismo fiscalizador.

La JPS tiene tiempo hasta setiembre del 2016 para entregar un plan que subsane las fallas señaladas en el informe y un mes después un informe sobre el avance de las medidas correctivas.

La ley 8718 de distribución de rentas de la lotería nacional establece en sus artículos 8 y 3 que la Junta debe destinar entre un 5 y un 6 por ciento de las utilidades netas de la lotería a las organizaciones de prevención y atención del cáncer. Un 50 por ciento de las ganancias de la lotería instantánea debe girarse a fundaciones de cuidados paliativos o de control del dolor.

Presidente Consejo Nacional de Cuidados Paliativos, Allan Varela

Carencia de plan

El estudio de la Contraloría a los servicios de cuidados paliativos en el país también señaló debilidades en la rectoría de estas organizaciones, las cuales están a cargo del Ministerio de Salud.

El principal señalamiento del órgano contralor es la carencia de un plan nacional que establezca el camino a seguir en esta materia.

"Esta Contraloría General encuentra un vacío en cuanto a la rectoría que debe ejercer el Ministro de Salud, dentro del subsector de cuidados paliativos. Situación que se evidencia, a lo largo de la presente auditoría, en aspectos tales como: (...) la ausencia de un Plan Nacional de Cuidados Paliativos", dicta el informe.

El presidente del Consejo Nacional de Cuidados Paliativos, Allan Varela, concordó con la CGR acerca de la necesidad de un documento que señale los objetivos y metas del país en la atención de pacientes con enfermedades terminales.

El médico agregó que en noviembre arrancarán con el proceso de redacción del plan, para lo cual comenzarán a concretar sesiones extraordinarias.

Otro cuestionamiento del órgano contralor es la carencia de un control de calidad por parte de Salud en los establecimientos que dan la atención en cuidados paliativos.

Al respecto, Varela señaló que ya están elaborando instrumentos de certificación que se empezarán a utilizar el primer semestre del próximo año, los cuales obligarán a estos centros privados a mejorar continuamente su servicio.

PRESIDENTE CONSEJO NACIONAL DE CUIDADOS PALIATIVOS, ALLAN VARELA

La CGR indicó en el informe que el Consejo Nacional de Cuidados Paliativos estaba inactivo, sin embargo, desde julio de este año volvió a trabajar después de ocho meses paralizado. Esta situación se debió a atrasos en los nombramientos de puestos en la junta directiva.

El Ministerio de Salud tiene hasta el 30 de junio del 2016 para emitir y publicar un plan nacional de cuidados paliativos.