Cuido de animales será incluido como trabajo comunal de estudiantes de secundaria

iniciativa​Colegiales deben cumplir 30 horas entre contenidos teóricos, práctica de campo y proyecto que recopile lo aprendido

Los estudiantes de secundaria podrán desarrollar su trabajo comunal con organizaciones que trabajan en pro del bienestar animal a partir de este año, tras un acuerdo entre el Viceministerio de Juventud y el Ministerio de Educación Pública (MEP).

Viceministra de Juventud, Elena Quesada

La viceministra de Juventud, Elena Quesada, explicó que la iniciativa surge luego de que el departamento de asuntos estudiantiles del MEP recibiera una serie de inquietudes con respecto a la posibilidad de realizar el servicio comunitario enfocado en el cuidado animal.

Este miércoles, las autoridades del gobierno le presentarán la propuesta a diferentes organizaciones de bienestar animal, con el fin de analizar la posibilidad de integrarse a la implementación de la iniciativa.

El encuentro contará con la participación de la Asociación Nacional Protectora de Animales (ANPA).

Quesada detalló que este año se arrancará con un plan piloto, sin embargo el proyecto plantea que cualquier estudiante de secundaria que deba realizar el servicio comunitario pueda participar en organizaciones de bienestar animal.

Viceministra de Juventud, Elena Quesada

El trabajo comunitario es un requisito que deben realizar los estudiantes de colegios, en el que se deben cumplir 30 horas, las cuales se distribuyen entre contenidos teóricos, práctica de campo y la reproducción de un proyecto que condense lo aprendido durante el servicio.

La decisión de incluir el cuidado animal como parte del trabajo comunitario surge en momentos en que se debate sobre la necesidad de endurecer las penas contra quienes cometen maltrato animal.

Un proyecto de ley que pretende castigar las agresiones contra animales hasta con penas de cárcel se encuentra actualmente en la corriente legislativa. La iniciativa fue convocada durante las sesiones extraordinarias, sin embargo fue retirada para dar prioridad a la aprobación del proyecto de ampliación de ruta 32.

El pasado 1 de febrero, un grupo de manifestantes tomó las calles de San José en la denominada "marcha de la muerte" para exigir a los diputados de la Asamblea Legislativa que aprueben el proyecto de ley contra el maltrato animal.

El movimiento surgió tras una serie de casos de agresión presentados en enero donde personas cortaron el pico de un tucán y un perro fue colgado de un puente con un cable en el cuello.