No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Daniel Ortega asegura tener pruebas de que protestas en Nicaragua son financiadas por EE.UU.

​El mandatario nicaragüense dice no detener a los líderes de estos grupos por la reacción que generaría desde EE.UU.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, aseguró que los Estados Unidos están detrás de las protestas que llevan más de 100 días y que piden su salida.

Este lunes, en una entrevista con el periodista Óscar Valero, de Euronews, el mandatario fue consultado si considera que él tiene alguna responsabilidad por el hecho de no haber podido mantener la seguridad de sus ciudadanos, a lo que Ortega respondió: "La verdad es que nos enfrentamos a un enemigo poderoso que intervino militarmente Nicaragua, que son los Estados Unidos...".

De ello Ortega hasta aseguró tener pruebas. "Están las cuentas, de que los organismos de Estados Unidos, a través de varios organismos norteamericanos envían a esta gente (...) incluso dicho por ellos públicamente, anunciado la cantidad de millones que asignan a Nicaragua para 'la democracia' dicen ellos, pero que se desvían para desestabilizar el país y estimular acciones armadas, son bandas que cometen crímenes", dijo.

Hace unos días atrás en otra entrevista el presidente nicaragüense culpó al narcotráfico y otros organismos de Estados Unidos de financiar a los paramilitares que están atacando su Gobierno.

Lea: Daniel Ortega: Narcotráfico y organismos de EE.UU. financian paramilitares que atacan el Gobierno.

Según el mandatario no han detenido a los líderes de estos grupos por la reacción que se generaría desde Estados Unidos. "Ahí salen los organismos de derechos humanos a hablar por ellos, a defenderlos, a querer castigar a Nicaragua, y sale el Congreso de Estados Unidos con resoluciones en contra de Nicaragua. Imagínate que detenemos a toda la dirigencia que ha estado impulsando todo esto", mencionó.

En las últimas semanas, Ortega rompió con sus nueve años de no dar entrevistas para permitirlas, aunque está siendo solo a medios internacionales, y aprovechó esta vía para negar la represión de su gobierno contra las protestas ciudadanas.

El presidente también insistió en descalificar la cifra de muertos -más de 300 personas- que dicen los diferentes organismos. "Todo el que aparece como fallecido lo cuentan como fallecido en las protestas", señaló.

También dijo que es falso que sus hijos trabajen en su gobierno y según él, lo que hacen es periodismo. "Ellos simplemente están en canales de televisión. ¿No tienen derecho a trabajar en televisión? ¿No tienen derecho a hacer el periodismo? Porque hacen un periodismo por la paz, por el progreso, por el bienestar, eso es malo".

El pueblo nicaragüense pide tanto la salida de Ortega, como la de su esposa Rosario Murillo, quien actualmente cumple funciones de vicepresidenta, sin embargo, el mandatario se niega a adelantar las elecciones para 2019.