Daños en aparato o error humano pudieron causar accidente de avión de AirAsia, según investigadores

accidente​Tras análisis de datos de las cajas negras está prácticamente descartado que se trate de un acto terrorista

La investigación sobre el accidente del avión de AirAsia, que se precipitó al océano en Indonesia a finales de 2014 con 162 personas a bordo, se concentra en la posibilidad de un error humano o de daños en el aparato, indicó el martes un responsable.

Los investigadores del Comité de Seguridad del Transporte, que ya han analizado las cajas negras, aseguraron que no hay ningún indicio de que se tratara de un acto terrorista.

"No hemos oído a ninguna otra persona (a parte de los pilotos), ninguna explosión", declaró a los periodistas uno de los expertos, Nurcahyo Utomo, subrayando que las autoridades tampoco habían contemplado nunca esa opción.

Los investigadores se concentran ahora en "la posibilidad de daños en el avión y en el factor humano", explicó, aunque la agencia meteorológica nacional indicó a principios de mes que la climatología había sido "el factor desencadenante" del accidente.

Tras el accidente, en el que no hubo supervivientes, se han rescatado 53 cuerpos y las cajas negras, que contienen las conversaciones de los pilotos y los parámetros del avión.

El contenido de los registradores de vuelo no se difundirá antes de la publicación de un informe preliminar sobre las causas del accidente, previsto para la semana próxima, advirtió otro experto, Ertata Lananggalih.

El ministro indonesio de Transportes reveló este martes que el avión deAirAsia que se precipitó al mar de Java con 162 personas a bordo el 28 de diciembre había tomado una velocidad excesiva y se "caló" antes de caer.

"En los últimos minutos, el avión tomó una velocidad superior a la normal", dijo a los periodistas el ministro de Transportes, Ignasius Jonan, citando datos del radar del aparato. "De repente, sobrepasó la velocidad límite a la que podía volar y se caló", añadió.

Poco antes, el ministro había precisado ante el parlamento indonesio que el avión aumentó su velocidad a 6.000 pies por minuto (2.000 metros por minuto), una velocidad inusual para un vuelo de línea.