De tres en tres

#bajorendimiento​Goles de Ariel Rodríguez siguen haciendo escalar a Saprissa en la tabla de posiciones

Deportivo Saprissa 2 - Limón FC 0

Goles: Ariel Rodríguez (37”, 80”)

Los registros climatológicos en Tibás a las 11 a.m. eran estos: 26 grados centígrados, 70 por ciento de humedad. Súmele un grado más, como mínimo, a la temperatura dentro de la cancha, que es uno de los favores que hace la gramilla artificial, además de acelerar lesiones.

Jugadores que pedían cambio de tacos, pausa decretada por el árbitro central Andrey Vega y una imagen muy elocuente: jugadores metiendo los pies calzados en baldes de agua con hielo.

Partidos-a-las-11-am es un tema que tendría que revisarse en las instancias correspondientes. Se dice que ya hay regulaciones. Si es así, que entonces se cumplan.

El encuentro. Saprissa fue superior, no hay mucha vuelta que darle. No todo el partido, hubo pasajes donde los visita parecían manejar los sucesos. Fueron pocos y fueron decrecientes.

Ariel Rodríguez anunciaba al minuto cuatro que este sería otro partido de los suyos, de los que cierran con su firma. Veinte segundos después, otra vez Ariel corriendo por un balón que le filtraron desde atrás, recortado final, entre por el arquero Román Arrieta, quien volvió a ser protagonista bajo los tres palos de Limón FC.

Kenneth Barrantes no llegó a defenderse al Ricardo Saprissa. Los cambios, más adelante en el encuentro, cuando ya estaban debajo en el marcador, demuestran que sus intenciones fueron siempre ofensivas. Ahora, ¿será el problema de Limón acaso depender de veteranos en las líneas de ataque? ¿Parks es veterano? Si no lo es, se le parece mucho.

En el otro lado, los morados tuvieron en Deyver Vega, Estrada, Marvin Angulo y, por supuesto, Ariel Rodríguez, a los encargados de poner a trabajar a la línea baja de los limonenses. Donde destacó, otra vez, Esteban Maitland, siempre ubicuo, potente y bien plantado.


Al 35”, Ariel remató, Estrada recogió el balón que venía del rechazo del guardameta Arrieta y se cuchareó de nuevo a Ariel, el remate, que tocó Arrieta, cruzó la línea de gol en cámara lenta, perseguido por Román. Terminaron los dos dentro del marco. Era el minuto 37.

El segundo tiempo fue más morado que el primero. Deyver se consolidó como el hombre multiplicado, aparecía por centro, derecha e izquierda. De hecho fue un remate suyo que detuvo el vertical izquierdo de Arrieta el que cayó en pies de Escoe, vino el centro al corazón del área, Ariel Rodríguez dio un paso atrás buscando dos cosas: la bola y alejarse de Maitland. Cabeceó al lugar donde no podía llegar Arrieta.

Saprissa sigue sumando puntos de tres en tres.