Declaran culpables a tres paracaidistas que saltaron de emblemático edificio en Nueva York, EE.UU.

culpables​Acto fue filmado por una cámara y difundido en YouTube

Tres hombres que saltaron en paracaídas en plena noche desde lo alto de la nueva torre emblemática del World Trade Center de Nueva York fueron declarados culpables el lunes por poner en peligro a terceros y a propiedades.

Los practicantes de base-jump, un deporte extremo que consiste en saltar en paracaídas desde una estructura fija, habían subido a la torre 1 del WTC, en ese entonces en construcción, el 30 de septiembre de 2013, y luego de haber contemplado la vista durante largo tiempo hacia las 3 horas de la mañana saltaron.

La sentencia contra dos de los base-jumpers, James Brady, de 33 años, y Andrew Rossig, de 34, será pronunciada el 10 de agosto, y la del tercero, Marko Markovich, de 28, el 17. Los tres podrían ser condenados a un máximo de un año de prisión.

Todos fueron declarados inocentes del delito más pesado, el de robo.

El acto fue filmado con una minicámara fijada a un casco, y el video fue difundido en YouTube y visto más de 3,5 millones de veces.

En marzo de 2014 la policía los detuvo y fueron liberados contra una fianza de 3.500 dólares.