Decreto sobre FIV satisface exigencias de la CIDH, dice abogado de parejas

reacción​Huberth May, abogado de parejas demandantes celebra decisión del presidente

El decreto redactado por el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, y que daría el aval para que se implemente la Fecundación in vitro en el país está acorde con las exigencias que la Corte Interamericada de Derechos Humanos CIDH le solicitó al país después de haber sido demandado en el 2012.

Abogado de parejas demandantes, Huberth may

Así lo confirmó Huberth May, uno de los abogados de las parejas demandantes al señalar que el texto “garantiza y satisface todos los contenidos y principios que la CIDH planteó”.

El abogado celebró la decisión del presidente y detalló que el posible decreto, que se encuentra en consulta con autoridades de la Caja costarricense del Seguro Social (CCSS) y el Colegio de Médicos y Cirujanos, podría satisfacer tanto a las autoridades católicas como las evangélicas ya que no se sacrifica ningún embrión.

"En el texto se garantiza que no se pierda ningún embrión y autoriza solamente la transmisión de dos", afirmó May, quien dice que el proyecto estancado en la Asamblea Legislativa desde hace tres años más bien obstaculizaba la técnica en lugar de regularla.

El decreto anunciado por el presidente Solís esta mañana se encontraba en redacción por parte de Casa Presidencial desde inicios de julio.

En el año 2000 la Sala Constitucional vetó la realización de la técnica al considerar que se requería una ley para regularla.

A raíz de ello diversas parejas acudieron a la CIDH a interponer una denuncia contra el Estado por no permitirles acudir a la técnica para ser padres y el Estado resultó condenado en 2012 por esta situación.