Defensoría solicita a Aresep suspender audiencia pública sobre cambios a cálculo de tarifas de buses

peticiónEntidad alega falta de información para los usuarios

La Defensoría de los Habitantes solicitó a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) suspender la audiencia pública que se llevará a cabo el próximo 15 de junio para discutir la nueva metodología de la fijación ordinaria de tarifas de autobuses.

Defensor Adjunto, de los Habitantes Juan Manuel Cordero

El defensor adjunto de los Habitantes, Juan Manuel Cordero, explicó que la petición se sustenta en que la Aresep no facilitó un archivo electrónico para que los usuarios hagan los cálculos correspondientes y determinen el costo de los pasajes con base en el nuevo método.

Vocera de la Aresep, Carolina mora

La vocera de la Aresep, Carolina Mora, aseguró que no es posible contar con estos datos debido a que la metodología responde a las circunstancias específicas de cada empresa. Dijo que las variables como el valor de las unidades registradas ante el Ministerio de Hacienda, la inversión en insumos, costo de salarios, entre otros, dependen de cada ruta.

Mora añadió que la Sala Constitucional ha validado la posición de la Aresep en ese sentido y ha afirmado que un modelo tarifario es el marco de referencia para ajustar tarifas y por lo tanto no requiere de variables específicas.

La Aresep mantiene en pie la audiencia pública para el lunes de la próxima semana a las 5:15 p.m. en las oficinas de la Aresep en Guachipelín de Escazú, mediante videoconferencia en los Tribunales de Justicia de Limón, Heredia, Ciudad Quesada, Liberia, Puntarenas, Pérez Zeledón, Cartago, y en forma presencial en el salón parroquial de Bribi en Limón.

Cordero indicó que si la Autoridad Reguladora hace caso omiso a la petición de la Defensoría valorarían acudir a la Sala Constitucional para remediar la situación.

La nueva metodología establece que la depreciación de las unidades pase de siete a 15 años, con el fin de distribuir en un plazo más extenso el periodo en el que los usuarios deben pagar el costo de los autobuses a los empresarios por medio de las tarifas.

También establece que entre más antiguo sea un autobús, menor será el costo del pasaje que deberán pagar los usuarios, ya que se tomará como referencia el valor que establece Hacienda a cada una de las unidades.

Desde hace más de 20 años no se aplica ningún cambio a la forma en la que se calculan las tarifas del servicio de autobuses en el país.