Deficiente mantenimiento a demarcación agrava inseguridad vial, según Lanamme

La falta de mantenimiento en la demarcación y señalización de las principales carreteras nacionales del país agrava las condiciones de inseguridad vial, según el experto del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), Erick Acosta.

El funcionario precisó que en carreteras de montaña, donde hay condiciones climáticas adversas como neblina o lluvias intensas, la demarcación es vital para que los usuarios puedan trasladarse de forma segura.

El problema, según Acosta, es que muchas veces tienen que pasar años para que una vía sea re-demarcada o para que se coloquen las señales necesarias.

También indicó que cuando se realizan cambios en la superficie de ruedo de un tramo de la vía, no se atienden las carencias en la demarcación del resto de la carretera.

experto del lanamme, erick acosta

En ese sentido, el Lanamme identificó tramos en la ruta que comunica San José con Limón donde la demarcación está borrada.

Adicionalmente otras rutas como la Interamericana Sur (Ruta 2) o la unión de las autopistas General Cañas y Bernardo Soto (Ruta 1) presentan puntos de riesgo por salidas de la vía que no cuentan con barreras físicas para prevenir accidentes.


EXPERTO DEL LANAMME, ERICK ACOSTA

Acosta dijo que también se identificó la ausencia de facilidades peatonales como ciclovías, puentes y aceras. Sobretodo en tramos de la ruta 32 (de Guápiles a Limón, en la parte urbana) o de la Costanera, (específicamente el trayecto comprendido entre Quepos y la Carretera a Caldera), lo que facilita que se presenten accidentes de tránsito, especialmente atropellos.

El ingeniero mencionó que el país también requiere un sistema de transporte público más seguro y eficiente, para que el usuario deje de usar su vehículo particular, lo que disminuiría el congestionamiento vial y por ende, la probabilidad de accidentes de tránsito.