Desgaste con sectores políticos y gremiales motivaron renuncia al MOPT, dice Segnini

razones​Dejará su puesto el 1 de febrero

Un desgaste de los espacios y las relaciones con sectores políticos y gremiales motivaron la renuncia del abogado Carlos Segnini como ministro de Obras Públicas y Transportes.

Horas después de que el presidente Solís reveló su salida, el propio Segnini aseguró que su dimisión es una de "tipo personal y familiar meditada" durante las vacaciones.

El jerarca expuso su razones y no atendió consultas de la prensa. Su renuncia se hará efectiva el 1 de febrero, con el objetivo de tener tiempo para preparar los informes necesarios a quien lo vaya a sustituir, dijo.

La salida de Segnini se rumoró varias veces durante los 20 meses que dirigió el MOPT, pero tomó fuerza como una posibilidad inminente en las últimas semanas del año pasado. En todas las oportunidades, el presidente Solís expresó su respaldo a la labor del hoy exfuncionario público.

"Quiero agradecerle al señor Presidente de la República porque es uno de los puestos que exige mayor sacrificio y es una tarea muy grande la que falta por sacar adelante", manifestó Segnini.

Por ello, dijo, es momento de que se haga a un lado de la función pública.

El ministro fue enfático en que la obra pública no está paralizada. "Hay sectores que lo que quieren es ver los tractores en la calle y solo de eso no se trata", aseveró.

Como ejemplos de su argumento, mencionó el emprésito por $340 millones con el BCIE para obras urbanas que ya llevan un avance de 15% en obra física y del 21% en avance financiero; el Arco Norte de Circunvalación, que registra un avance de un 25% en su diseño y que iniciará su obra constructiva en marzo.

En cuanto al puente sobre el río Virilla, conocido como "la platina" que el próximo mes se reactivarán los trabajos después del visto bueno de la CGR en cuanto al uso de más recursos para su ampliación a seis carriles