Destitución de magistrado de Sala I debe decidirse en votación secreta, dice Presidente del Congreso

La votación que definirá si el magistrado de la Sala I acusado de violación, Óscar González, se mantiene o no en el cargo, debe ser secreta.

Así lo considera el presidente de la Asamblea Legislativa, Henry Mora, quien dijo que esa será su recomendación para los demás diputados, debido a lo "grave" del caso.

De acuerdo con Mora esta opción deberá ser sometida a votación por parte de todos los legisladores, cuando reciban la recomendación que hará en los próximos días una comisión de diputados encargada de investigar el tema.

presidente del congreso, henry mora

La posición de Mora se contrapone a la jurisprudencia. El pasado 26 marzo, la Sala Constitucional determinó que las comisiones legislativas que estudian la posible destitución de cualquier miembro de los Supremos Poderes deben ser públicas.

En su fallo, los magistrados declararon inconstitucional la sesión que debatió -en setiembre de 2012- el levantamiento de inmunidad del diputado de Liberación Nacional Jorge Angulo, la cual el entonces presidente de la Asamblea Legislativa, Víctor Emilio Granados, declaró privada para impedir el acceso de la prensa.

Sin embargo, el presidente del Congreso considera que ese voto de la Sala IV lo que señala es que no se puede declarar la sesión secreta sin que haya una justificación previa. Además, hay un principio de confidencialidad de la víctima, manifestó Mora.


PRESIDENTE DEL CONGRESO, HENRY MORA

En la reunión de jefes de fracción de este jueves, los diputados y el presidente del Congreso acordaron proponer la terna que conformará la comisión que estudiará el caso del magistrado y luego rendirá un informe al plenario para que sea votado.

El diputado del Frente Amplio Egardo Araya, la diputada del Movimiento Libertario Carmen Quesada, así como el legislador del Partido Liberación Nacional (PLN) Antonio Álvarez, son los congresistas que propondrán los jefes de fracción la tarde de este miércoles para que conformen dicha comisión.

El grupo tendrá un plazo de cinco días prorrogables para que hagan el informe que definirá si recomiendan revocar el nombramiento de González.

La Fiscalía acusó en setiembre del año pasado a González por la presunta comisión de seis delitos de violación y uno de tentativa de violación contra una funcionaria judicial.