No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%

Más datos

aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Reunión entre sindicatos, Gobierno y Caja de Seguro Social

Diferencias por reutilización de respiradores N-95 frustra acuerdo entre CCSS y sindicatos

​Organizaciones de trabajadores se niegan a discutir otros 14 puntos hasta que institución deje sin efecto lineamiento de uso prolongado de los filtrantes de partículas

Diferencias respecto al lineamiento de uso extendido y reutilización de respiradores filtrantes N-95, ante el escases del insumo en el país, frustró la noche del 16 de octubre toda posibilidad de acuerdo entre la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y los sindicatos del sector de la salud.

Así lo indicó el presidente ejecutivo de la institución administradora de los hospitales del país, Román Macaya, en un comunicado circulado tras una sesión de trabajo con la Unión de Empleados de la Caja (Undeca), el Sindicato Nacional de Enfermería (Sinae), el Sindicato de Profesionales en Ciencias Médicas de la Caja (Siprocimeca), la Asociación Nacional de Profesionales en Enfermería (Anpe), el Sindicato de Trabajadores de Farmacia (Sintaf), el Sindicato Nacional de Servicios de Salud (Sinass), del Sindicato Nacional de Administradores de Servicios de Salud y Afines del Seguro Social (Sinasass).

El jerarca aseguró que, pese a poco más de 12 horas de encuentro el 16 de octubre, no fue posible avanzar en la agenda de 15 puntos de discusión, en el tanto que las organizaciones de trabajadores decidieron no negociar hasta que se dejaran sin efecto las disposiciones sobre el uso del implemento médico.

Macaya explicó que el lineamiento en cuestión tiene como fin optimizar los respiradores filtrantes de partículas, ante el riesgo latente de desabastecimiento. "Queremos que el personal de salud cuente siempre con el equipo de protección personal (EPP) para su seguridad y la de los pacientes", manifestó el funcionario.

Román Macaya

En cambio, la coordinadora sindical en la mesa de diálogo y secretaria general adjunta de la Unión de Empleados, Martha Elena Rodríguez, declaró que "la Caja se ha negado a escuchar a la clase trabajadora de la necesidad de contar con equipos de protección adecuados en la cantidad que necesitan los trabajadores y la institución se ha negado a reconocer esa necesidad.

"Por lo tanto, en este momento se rompe la mesa de por esa intransigencia institucional. Seguiremos defendiendo el derecho de los trabajadores a tener equipos de protección y se entiende que cuando los trabajadores están en riesgo, la sociedad está en peligro".

La vocera dijo que en los "próximos días" se anunciarán "las medidas que estaremos tomando", sin precisar una fecha ni adelantar el tipo de acciones que emprenderían. Consultado por AmeliaRueda.com, el secretario general del Sindicato de Enfermería, Lenín Hernández, descartó que desde esa organización se esté valorando si quiera una huelga, por considerarse "inhumano" en el marco de la crisis sanitaria y económica desencadenada por el nuevo coronavirus.

Lea más: Fiscalía Anticorrupción investiga compra de 12 millones de mascarillas en CCSS

El presidente de la Caja de Seguro Social aseguró que el lineamiento -respaldado por el Ministerio de Salud- se basa en recomendaciones técnicas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, y el Centro Europeo de Control de Enfermedades; los cuales guían por sustento científico el uso prolongado y la reutilización de respiradores N-95.

A criterio de Macaya, "dejar sin efecto el lineamiento nos expondría a un riesgo muy alto de desabastecimiento de este producto estratégico y no estamos dispuestos a correr este riesgo".

El jerarca insistió en que los implementos filtrantes de partículas son escasos a nivel mundial, ya que "muchos países prohíben su exportación y cuesta conseguirlos", debido a la demanda del insumo durante la atención de la pandemia que afecta a 188 países.

Lea más: CCSS halla incumplimientos en calidad de 870.000 respiradores KN95

Hernández mencionó en su conversación con este medio que las disposiciones internacionales sobre el uso prolongado y la reutilización de los respiradores "son por condiciones excepcionales de escasez y bajo circunstancias técnicas en específico. Resulta ser que la Gerencia Médica giró esa instrucción el mes anterior, aunque todavía no hemos tenido un proceso de desabastecimiento total en la Caja".

Además, el líder gremial resaltó que el lineamiento consiguió el aval de Salud hasta la semana pasada.

"El problema va más allá de si es una instrucción o un acto administrativo, por una circular o el protocolo del Ministerio de Salud. Nosotros en lo que nos basamos es en que, de acuerdo con esos lineamientos internacionales, a nosotros se nos tiene que asegurar científicamente que existe un proceso de descontaminación del respirador, de lo contrario eso va a ocasionar un foco infeccioso que coloca en riesgo la salud de los trabajadores y la salud de los usuarios. Ese es el punto de inflexión en el que estamos detenidos, porque ni el Ministerio de Salud ni las otras autoridades institucionales nos han logrado demostrar ese particular", señaló Hernández.

Dentro de los otros puntos a discutirse está la introducción de una nueva política de salud ocupacional que garantice el cuido emocional y la salud mental de los funcionarios, así como la discusión en torno a la afectación sufrida por los empleados incapacitados por haber estado en contacto con pacientes positivo del Covid-19, ya que esto disminuye sus salarios y el cálculo de sus vacaciones.

Como primer acuerdo, la Caja anunció la instalación de una comisión institucional laboral de alto nivel, con la que se pretende facilitar la comunicación con los sindicatos, ante el reclamo de estos de los engorrosos trámites que deben pasar al externar inquietudes o hacer sugerencias sobre asuntos relacionados al estado de emergencia nacional por la enfermedad respiratoria.

En la reunión participaron por el Gobierno de la República el ministro de Salud, Daniel Salas, así como la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Geaninna Dinarte.

Por la institución administradora de los centros médicos, estuvieron el gerente administrativo, Ronald Lacayo, el financiero, Luis Diego Calderón, y el de pensiones, Jaime Barranntes; el director jurídico, Gilberth Alfaro, el de Administración y Gestión de Personal, Wálter Campos, el de Bienestar Laboral, Luis Bolaños; la jefa de Salud Colectiva, Guiselle Guzmán, la pediatra infectóloga del Hospital Nacional de Niños, Marcela Hernández, así como la asesora de la Presidencia Ejecutiva, Liza Vásquez.