Diplomática investigada por autorizar participación tica en Bienal de Venecia presentará descargo el próximo martes

procedimientoComisión Calificadora que estudia el caso rechazó el 5 de junio apelación presentada por Ileana Ordóñez ​

La exencargada de negocios de Costa Rica en Italia, Ileana Ordóñez, quien autorizó la participación del país en el Festival Bienal de Venecia, presentará su descargo el próximo 14 de julio ante la Comisión Calificadora de la Cancillería que analiza el caso.

El ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Manuel González, dijo que Ordóñez ya está en el país porque fue trasladada para ocupar el puesto de oficial responsable del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) en la Cancillería.

El Canciller ordenó el pasado 26 de abril que se abriera una investigación contra tres funcionarios de la embajada de Costa Rica en Italia para determinar si existió alguna "irregularidad" en la autorización de la participación del país en la edición 56 del Bienal de Venecia.

Para llevar a cabo el proceso, el Ministerio de Relaciones Exteriores instaló una Comisión Calificadora del Servicio Exterior que descartó investigar a dos funcionarios y decidió continuar con el proceso a Ordóñez.

La diplomática retiró el 1 de abril anterior y de forma oficial la participación del país en el Bienal de Venecia, luego de que el artista italiano Umberto Mariani denunció, en la reconocida revista FlashArt, que el curador designado por la encargada de negocios en Italia para el pabellón tico, Gregorio Rossi, cobró 95 mil euros para ser incluido en el salón de Costa Rica durante el festival.

Ordóñez autorizó la participación de Costa Rica en el reconocido festival de arte, pese a que el 12 de enero la Junta de Curadores y el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) le notificaron a la funcionaria que se negaba el permiso para que el país estuviera en el Bienal de Venecia.

De acuerdo con el criterio del MADC, los artistas elegidos "no necesariamente se seleccionaron con los criterios curatoriales afines al Museo".

La Comisión Calificadora rechazó el pasado 5 de junio un recurso de apelación que presentó Ordóñez.

En la apelación, la funcionaria alegó que el caso y los hechos ya caducaron por lo que no es necesario seguir con el proceso.

Según el Canciller, el proceso tarda cerca de dos meses y luego de ese plazo la Comisión Calificadora debe definir si impone una sanción, suspensión o se libera de responsabilidades a la funcionaria diplomática.