Diplomática tica ignora criterio técnico y empaña imagen del país ante Bienal de Venecia

Polémica​Encargada de negocios escogió a curador que cobró a artistas por participar en pabellón de Costa Rica.

La encargada de negocios de la embajada de Costa Rica en Italia, Ileana Ordóñez, ignoró el criterio técnico del Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) y autorizó la instalación de un Pabellón de Costa Rica en la Bienal de Venecia, Italia, en condiciones cuestionadas y que han empañado la imagen del país ante una de las exposiciones más antiguas y prestigiosas de arte contemporáneo en el mundo.

En una comunicación fechada el 12 de enero del 2015, la Junta Nacional de Curadores (de arte) y el MADC le informaron a Ordóñez que declinaban dar el visto bueno a dicho Pabellón -entre otras razones- porque los artistas escogidos "no necesariamente se seleccionaron con los criterios curatoriales afines al Museo".

A pesar de lo anterior, Ordóñez autorizó el montaje de un pabellón de Costa Rica bajo la curaduría del historiador de arte italiano, Gregorio Rossi, quien presentó un proyecto que pretendía desarrollar en la Bienal el eje temático "del arte como lenguaje universal de paz".

Según la propuesta presentada en la página oficial de la 56a Bienal de Venecia, el pabellón costarricense compilaba la participación de 57 artistas (cifra insólita para un sólo pabellón), de los cuales solo tres eran costarricenses.

A criterio del MADC la injerencia de obras desvinculadas al país no favorecerían la imagen nacional y su participación en Italia.

"Debido a experiencias pasadas, existe un gran interés en ser más rigurosos con estas participaciones y, sobre todo, no comprometer la imagen del país con el único objetivo de obtener una participación sin contar con un contenido curatorial especializado que le sustente. Favorecer intereses privados y/o de terceros a costa del trabajo y trayectoria del nombre de Costa Rica no tiene sentido para nuestra institución", alertó el Museo.

Polémico retiro

El 1 de abril, casi tres meses después de recibir el criterio técnico negativo del MADC, Ordóñez anuncia que Costa Rica retirará su participación de la Bienal de Venecia, obligada por serias acusaciones contra Rossi, el curador italiano responsable de la representación costarricense.

Uno de los artistas reclutados para exponer en el pabellón costarricense, el italiano Umberto Mariani, denunció en la reconocida revista FlashArt, que Rossi le cobró 95 mil Euros para ser incluido en el salón de Costa Rica.

En declaraciones al diario español El País, Ordóñez afirma que Costa Rica abandonó la participación en la Bienal debido a la supuesta recolección de fondos de Gregorio Rossi como una cuota de participación en las actividades.

AmeliaRueda.com contactó a Ordóñez para obtener su versión, pero contestó por correo electrónico que requería la autorización de Cancillería para ofrecer una entrevista. En el Ministerio de Relaciones Exteriores se informó que nadie involucrado en el caso brindará declaraciones mientras se realiza la investigación.

Costa Rica participará este año en el pabellón de Instituto Italo-Latinoamericano de la Bienal con Priscilla Monge como invitada del curador Alfons Hug, bajo el título "Voces Indígenas", afirmó el MADC. La Bienal de Venecia inicia el próximo 9 de mayo.