No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

15 días antes de asumir como diputado, pastor se ausenta de juicio y ahora inmunidad lo protege

El legislador de Restauración Nacional, Giovanni Gómez Obando, también faltó a prueba médica para justificar ausencia a debate penal

Quince días antes de asumir como diputado del Partido Restauración Nacional (PRN), el pastor evangélico Giovanni Gómez Obando, se ausentó de un juicio en su contra, adujo razones de salud y también faltó a la evaluación solicitada por los tribunales. De esa manera logró alargar el proceso de tal forma que desde el 1 de mayo de 2018 su inmunidad lo protege de afrontar penalmente una acusación por tala ilegal de árboles.

Gómez, quien quedó electo el pasado 4 de febrero como legislador por la provincia de Limón, fue acusado penalmente por el Ministerio Público el 7 de enero del 2015; en ese entonces la Fiscalía pidió elevar el caso a juicio.

Posteriormente, un juez resolvió que el caso debía ser llevado a juicio y se hicieron tres señalamientos para el debate, el último fue el 17 de abril del 2018 en el Tribunal Penal de Limón, pero ese día Gómez no se presentó porque alegó que tenía una cita médica. Ante esa situación, el Tribunal pidió que fuera remitido a la Medicatura Forense del Poder Judicial el 30 de abril para que se le evaluara; no obstante, volvió a ausentarse y alegó que él es diputado electo y que ese día debía recibir la oficina en la Asamblea Legislativa.

En el escrito que Gómez envió a los tribunales, refirió que está en capacitaciones propias del partido y que no va a ir al juicio. El tribunal, al conocer que Gómez quedó electo como diputado, se declaró incompetente, pues no puede juzgar a miembros de los Supremos Poderes.

"El Tribunal de Juicio de Limón perdió la competencia para realizar el juicio al tener la persona imputada un fuero especial. Corresponde ahora a la Sala de Casación Penal realizar el debate oral y público", comunicó la Oficina de Prensa del Poder Judicial ante consulta de AmeliaRueda.com.

Para poder juzgarlo, la Sala Tercera debe pedir a la Corte Plena que solicite a la Asamblea Legislativa levantar la inmunidad del diputado de Restauración Nacional, decisión que debe contar con el beneplácito de 38 o más diputados.

Árboles de laurel y cedro

Los hechos por los cual el actual diputado estuvo bajo investigación de las autoridades judiciales ocurrieron el 30 de marzo del 2013.

Según información de la Fiscalía, se trata de seis árboles de laurel y cedro, los cuales estaban dentro de una propiedad privada.

"La investigación se realizó a raíz de una denuncia presentada por el afectado, de apellidos Quirós Mora, quien tiene su propiedad en barrio La Lola de Batán, provincia de Limón", indicó el órgano acusador del Estado a AmeliaRueda.com.

Además de Gómez, en la causa fueron acusados un hombre de apellidos Mora Bermúdez y una mujer apellidada Mendoza Medina

La Ley Forestal, en el artículo 61, establece una pena de entre un mes y tres años de cárcel a quien "aproveche uno o varios productos forestales en propiedad privada, sin el permiso de la Administración Forestal del Estado, o a quien, aunque cuente con el permiso, no se ajuste a lo autorizado".

"Ni sé usar sierras"

Consultado por este medio sobre la acusación en su contra, el diputado Giovanni Gómez aseveró que él no tiene que estar involucrado en los hechos, pues ni si quiera sabe usar una sierra.

"Es un señor ahí (el denunciante) que le gusta molestar mucho, con toda sinceridad pueden ir a ahí a investigar, pueden ver el expediente, ahí estuvo el MINAE, el OIJ y todo. Supuestamente yo era el que manejaba sierras en la acusación, pero yo ni sé usar eso", manifestó Gómez.

El congresista dijo que desconoce el tipo de madera de esos árboles y agregó que todo ocurrió porque "al vecino se le cayeron dos árboles, él (otro vecino) los cortó y sacó madera".

Asimismo, el diputado duda de renunciar a su inmunidad para enfrentar el juicio, ya que considera que no son hechos graves. "Con mucho gusto lo haría (renunciar a la inmunidad), porque no tengo nada que esconder. Si fuera algo grave con mucho gusto sería el primero. No es algo grave, fue una mentira", añadió.

Colaboró el periodista Paulo Villalobos.