Diputados del PLN valoran acudir a Sala IV por veto que levantó Solís sobre Mercado de Artesanías

oposición​Movimiento Libertario también se opone a acto del Presidente

La fracción legislativa del Partido Liberación Nacional (PLN) valora acudir a la Sala Constitucional por el veto que realizó el expresidente Óscar Arias en agosto del 2009 y que levantó el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, este jueves, para permitir a los artesanos de la Calle 13 bis, utilizar la vía pública para vender sus prdouctos.

El veto que levantó Solís es sobre una ley que faculta los artesanos ubicados en a un costado de la Plaza de la Democracia sigan en ese lugar, ya que la Municipalidad de San José tenía previsto trasladarlos y liberar esa calle que utilizan.

Para el jefe de fracción del PLN, Juan Luis Jiménez Succar, Solís se equivocó por querer realizar un acto de "populismo".

jefe de fracción del pln, juan luis jiménez

El Poder Ejecutivo comunicó a la correspondencia de la Asamblea Legislativa que enviarán para su publicación la ley vetada por Arias y ahora avalada por Solís.

Un Presidente puede vetar una ley que haya sido aprobada por los diputados. En esos casos los proyectos regresan al Congreso y los diputados tienen dos opciones: resellar el proyecto y que sea ejecutado (se necesitan 38 votos) o archivarlo, como sucedió en este caso, según Jiménez.

El jefe de fracción del Movimiento Libertario, Otto Guevara, manifestó por su parte que también se opone a esa medida del Mandatario y que está en conversaciones con otras bancadas para ver qué acciones tomar.


jefe de fracción del movimiento libertario, otto guevara

Quienes sí respaldan la decisión de Solís son los diputados del Frente Amplio, fracción que este jueves celebró el acto, ya que consideran que "al levantar el veto emitido por Oscar Arias en el 2009, los artesanos ya no tendrán que desalojar la calle".

Otros diputados como el jefe de fracción de Alianza Demócrata Cristiana (ADC), Mario Redondo, Óscar López del Partido Accesibilidad sin Exclusión (PASE) y Gonzalo Ramírez de Renovación Costarricense aún están estudiando el caso.