No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Diversidad, placer y freno a la violencia: los contenidos de la lecciones de sexualidad del MEP

​Material formativo es cuestionado por iglesias y grupos conservadores

Hablar de sexo en las aulas de colegios es un escándalo para muchos, prueba de ello la multitudinaria marcha que se realizó el domingo pasado en la avenida Segunda en la que levantando la bandera de la familia se protestó contra el programa de educación sexual del Ministerio de Educación Pública (MEP).

Tal programa habla de respeto a la diversidad y orientación sexual; la legitimación del placer, y el freno a la violencia y al abuso del poder.

En la manifestación, impulsada por líderes católicos y evangélicos, y grupos conservadores, también se rechazó el aborto y el matrimonio gay; y en ella participaron siete candidatos presidenciales: Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional; Stephanie Campos, de Renovación Costarricense; Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana; Óscar López, de Accesibilidad sin Exclusión, Rodolfo Hernández, del Republicano Social Cristiano, Rodolfo Piza, de Unidad Social Cristiana; y Antonio Álvarez, de Liberación Nacional.

Quienes rechazan la educación sexual alegan que la formación en ese campo le corresponde a los padres de familia, además cuestionan el contenido de los programas del MEP, incluso sostiene que intenta imponer una "ideología de género" al hablar sobre el respeto a la diversidad sexual.

Pero, ¿qué dicen los programas?, ¿desde cuando se imparten? ¿cómo se aborda el tema en las aulas?

En detalle

El Programa de Estudio de Afectividad y Sexualidad Integral tiene dos públicos, los alumnos de tercer ciclo -sétimo, octavo y noveno año-, quienes reciben la formación desde el 2013; y los de décimo año, que lo harán a partir del próximo año.

Los primeros tienen acceso a los contenidos del programa dentro de las materias de Orientación, Educación Cívica y Ciencias. Mientras que los alumnos de décimo año tendrán una lección específica semanal de 40 minutos impartido por un sicólogo.

En ningún caso los alumnos están obligados a recibir las lecciones, pues la sentencia 2012-10456 del 1 de agosto del 2012 de la Sala Constitucional estableció que los padres -amparados en la libertad de conciencia- pueden decidir si sus hijos asisten o no a las lecciones.

Los contenidos

El programa gira en torno a tres ejes temáticos y ocho subejes. Los ejes son:

Vivencia plena de la sexualidad, en armonía con el bienestar y desarrollo personal y social. Permite el bienestar y el desarrollo personal y aporta al desarrollo social. Para lograrlo se busca el reconocimiento y respeto de los cuerpos.

Corresponsabilidad en el disfrute de la sexualidad, desde el ejercicio y garantía plena de derechos. Ejercicio, defensa, exigibilidad y respeto de los derechos humanos. Vivir la sexualidad desde el autocuidado y el cuidado mutuo.

Ejercicio de la sexualidad para la igualdad y equidad social. Se reconoce cómo el ejercicio del control y el poder han generado violencias, las cuales han afectado gravemente la vivencia de la sexualidad de las personas. Se promueven cambios personales y culturales, los cuales permitan la construcción de espacios, familias y sociedades igualitarias y equitativas.

Los subejes son:

Cuerpos y corporalidades: rescata los cuerpos como elemento fundamental y concreto de la vivencia de la sexualidad de las personas. De este modo, la sexualidad se expresa en el cuerpo y a través de él, aunque también lo trasciende.

Afectos y vínculos: apunta hacia la formación para la vivencia del amor y sus diversas expresiones, pero también para el reconocimiento y gestión de las múltiples emociones y afectos (positivos y negativos).

Placer y Bienestar: históricamente en nuestras culturas la sexualidad se ha asociado a lo prohibido, a lo reprimido y por lo tanto incluso muchos de los esfuerzos en educación de la sexualidad se han centrado únicamente en las consecuencias negativas. Por lo tanto, se pretende rescatar y legitimar los placeres de la vivencia de una sexualidad segura.

Salud sexual y salud reproductiva: hace énfasis específico en el desarrollo de competencias orientadas a la promoción de la salud sexual y la salud reproductiva.

Identidades y diversidades: se resalta que la sexualidad no se vive bajo estándares normativos ni a través de esquemas rígidos, impuestos y homogéneos, sino que se expresa de formas diversas y a través de una amplia diversidad de identidades de género y orientaciones sexuales.

Corresponsabilidad social: Dicha responsabilidad recae en todas las personas independientemente de su edad, género, orientación sexual, etnia.

Derechos sexuales y derechos reproductivos: fortalecer el ejercicio individual y social del derecho a una sexualidad segura, informada, corresponsable y sin discriminación.

Cultura, poder y violencia: comprensión de cómo determinados sistemas culturales han favorecido el ejercicio del poder y del control por parte de algunas personas que oprimen y violentan a otras. Desde esta perspectiva se enfatiza la promoción de cambios culturales orientados al desarrollo de relaciones igualitarias, respetuosas y libres de violencia.

¿Continuidad?

Pese a los ataques, la ministra de Educación, Sonia Marta Mora, afirma que el programa de sexualidad se seguirá impartiendo. Sin embargo varios candidatos - en concreto: los participantes en la marcha del domingo- anuncian que lo modificarán y suprimirán parte de su contenido.