Dos años después de sentencia que ordenó permitir fecundación in vitro en el país, 59 parejas siguen a la espera de su única opción para tener hijos

rezago​Falta de recursos impide a personas infértiles salir del país a practicarse la técnica de fecundación artificial

Dos años después de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sentenciara a Costa Rica y obligara al país a permitir y reglamentar la fecundación in vitro, 59 parejas jóvenes que son infértiles esperan que se apruebe el proyecto de ley como su última opción para concebir un hijo.

abogado de parejas afectadas por prohibición de fecundación in vitro, hubert may

El abogado representante de las parejas afectadas por la prohibición de la fecundación in vitro en el país, Hubert May, explicó que actualmente trabaja con 25 parejas jóvenes infértiles de las cuales diez ya salieron del país para practicarse la FIV mientras que las restantes 15 deben esperar a que se apruebe el proyecto de ley para acceder a la oportunidad de un embarazo asistido.

May mantiene 25 juicios en el Tribunal Contencioso Administrativo de Hacienda contra el Estado y la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) que buscan obligar a las instituciones a efectuar la fecundación in vitro en el país y en el sistema de salud pública.

El abogado representante de otras decenas de parejas jóvenes que esperan la aprobación del proyecto de ley, Boris Molina, explicó que luego de que la CIDH condenara al Estado a permitir y regular la FIV en el país, la esperanza de muchas parejas creció y le apuestan a que la técnica sea ofrecida en los centros médicos de la CCSS.

ABOGADO DE PAREJAS AFECTADAS POR PROHIBICIÓN DE FECUNDACIÓN IN VITRO, boris molina

Según Molina, la mayoría de las parejas que representa no cuentan con los recursos necesarios para salir del país a aplicarse la fecundación in vitro por lo que su única esperanza es que se apruebe el proyecto de ley en el Congreso.