Dos de cada tres colegiales que trabajan en Cartago se dedican al comercio y al agro, revela estudio

Investigación​La mayoría de los adolescentes que laboran son varones

El comercio y la agricultura son las dos actividades económicas que más adolescentes emplean en Cartago. En su conjunto, estos dos sectores concentran el 66 por ciento de los menores de edad que laboran en la provincia cartaginesa.

Estas cifras se desprenden de un estudio realizado por el Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC), el Ministerio de Educación Pública (MEP) y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

El investigador principal del proyecto, Esteban Arias, indicó que estos muchachos realizan tareas variadas que van desde laborar en pulperías hasta la carga de camiones en establecimientos comerciales.

Investigador del tec, ing. esteban arias

El estudio revela que la mayoría de los adolescentes que laboran son hombres. La relación es de un 72 por ciento de varones contra un 28 por ciento de mujeres.

Arias explicó que en el caso de las mujeres se da una invisibilización de sus labores, pues muchas se dedican a labores domésticas y no las reportan.

Según el estudio, la mayoría de los adolescentes que laboran tienen entre 16 y 17 años. Sin embargo, sétimo año es el nivel que más casos reporta y undécimo el que menos.

De acuerdo con Arias esta tendencia se debe a que la mayoría de estudiantes que laboran muestran un rezago escolar significativo, a lo cual se suma la deserción de estos adolescentes.

Un 60 por ciento de los estudiantes consultados no posee asistencia socioeconómica, el restante 40 por ciento sí recibe una ayuda por parte de alguna institución estatal. De este último grupo, más de 60 estudiantes poseen beca del IMAS, lo que la convierte en la entidad que más apoyo brinda a estos menores.

La mayoría de los estudiantes que no poseen beca (81 adolescentes) declara haberla solicitado, pero que se la negaron.

Estos adolescentes reciben un salario que en promedio ronda los ¢100 mil mensuales. Arias aclaró que aunque estos sueldos no alcanzan el salario mínimo fijado por ley, sí superan cualquier ayuda económica brindada por el Estado.

Las tres instituciones que realizaron el estudio son enfáticos en señalar los riesgos a los que se exponen los adolescentes que trabajan.

Arias señaló que están sometidos a pesos mayores a los que su cuerpo puede levantar y también están expuestos a los químicos utilizados en el agro.

INVESTIGADOR DEL TEC, ING. ESTEBAN ARIAS

El estudio se realizó con 199 estudiantes de los distintos colegios que integran la Regional de Educación de Cartago. Este es el primer estudio de esta naturaleza que se realiza en Costa Rica.