No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Celso Gamboa contactó a diputados para pedirles maniobra que impida su destitución

​Legislador Marco Vinicio Redondo afirma que magistrado le dijo que necesitaba menos de 42 congresistas para asegurarse una votación favorable

El magistrado de la Sala Tercera Celso Gamboa, se contactó con varios diputados para pedirles que no asistieran al plenario durante la votación en donde se debe definir si el representante del Poder Judicial es destituido o no.

Así lo denunciaron la tarde de este martes los diputados del Partido Acción Ciudadana (PAC) Marco Vinicio Redondo y Marcela Guerrero, durante una intervención ante el plenario legislativo.

Primero fue Redondo quien señaló haber recibido una llamada de Gamboa, en la cual le pidión que no asistiera a la votación. Según el diputado, el magistrado le indicó que necesitaba que no asistieran al plenario al menos 42 diputados para así garantizarse una votación favorable.

De acuerdo con Redondo, el magistrado le solicitó específicamente que fingiera estar enfermo para que no se presentara a al sesión de este martes.

De seguido, Guerrero reafirmó la denuncia de Redondo al señalar que ella recibió un mensaje vía WhatsApp en la misma línea, para favorecer al magistrado.

Respecto al mensaje que envió Gamboa a Guerrero, en los mismos se detalla que el magistrado supuestamente ya tiene una oferta de trabajo como gerente de Seguridad para Centroamérica y México de Google, para lo cual es necesario salir limpio de la votación en el Congreso.

"Estas empresas norteamericanas son muy celosas con el tema familia y sería un obstáculo para acceder al puesto", dice el mensaje.

Mensajes que envió Gamboa a Marcela Guerrero, los cuales fueron aportados por la diputada como prueba.

Los diputados discuten desde este lunes la posible destitución del magistrado por sus influencias en favor del empresario del cemento chino Juan Carlos Bolaños.

Sin embargo, la conformación de un quórum frágil con menos de 40 diputados, amenzan la posibilidad de destituirlo, ya que para ello se requiere de al menos 38 votos.

Tanto Redondo como Guerrero señalaron su temor de que ha haya habido comunicación de Gamboa con otros diputados, y que algunos puedan favorecerlo con una votación que le permita mantenerse en el cargo.