Dos nombramientos y labor de la DIS revelan contradicciones de Solís al inicio de su gobierno

A ocho días de asumir funciones, el presidente, Luis Guillermo Solís, ya incurrió en tres contradicciones entre lo que prometió en su campaña y ha hecho o sobre temas de fondo relacionados con algunos nombramientos.

La primera fue el pasado 21 de abril cuando anunció el nombramiento de Celso Gamboa como Ministro de Seguridad. Antes de ser electo, Solís dijo que ninguna "personalidad" de la administración de Laura Chinchilla formaría parte de su gabinete.

La segunda se dio el mismo día que fue juramentado como gobernante, el 8 de mayo, cuando designó a Mariano Figueres Olsen como jerarca de la Dirección de Investigación y Seguridad (DIS), a pesar de que en reiteradas ocasiones negó que Figueres fuera a ocupar un cargo en su gobierno.

La tercera contradicción ocurrió este miércoles cuando expresó una visión distinta a la de Figueres sobre si la DIS debe investigar el crimen organizado en Costa Rica.