No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Dos nuevas mangas para aviones de gran tamaño harán frente a alta demanda en el Santamaría

​Primer bloque estaría listo en octubre del 2018 y el segundo queda sujeto a traslado de Coopesa hacia el sur

Costa Rica ha experimentado un crecimiento exponencial del flujo aéreo comercial, principalmente con la llegada de aerolíneas extracontinentales en el último quinquenio. Solo el año anterior se recibieron cerca de 1,5 millones de turistas por esta terminal. Lo anterior supone un reto para la infraestructura aeroportuaria por lo cual la administración del Juan Santamaría tiene dentro de sus planes la ampliación de la estructura.

Se trata de dos nuevos bloques que traerán cada uno dos mangas de abordaje, una en cada bloque para aviones de cuerpo ancho.

El director ejecutivo de Aeris (administradora del aeropuerto), Rafael Mencía, indicó que estas inversiones ya se encuentran en ejecución y se extenderán al menos hasta el 2020.

"Hacia eso nos encaminamos, ir adelante al tráfico aéreo, ahora estamos un poquito atrás y la única solución a eso es construir y construir rápido. Estamos creciendo con dos puentes de abordaje hacia el oeste, lo que llamamos bloque V, y tan pronto ese termine tenemos que construir bloque X, que son dos puentes más hacia el oeste", explicó el vocero.

Los dos nuevos espacios ampliarán en cuatro las salas de espera. En el sótano del primero habrá un nuevo sistema para manejar todo el equipaje del aeropuerto para hacer más eficiente el traslado de este.

Adicionalmente, la administración pretende reservar una posición por bloque para parquear aviones de cuerpo ancho.

La primera parte ya inició y se tiene previsto que para octubre del 2018 quede completamente concluida.

En cuanto al bloque X, Aeris cuenta con un inconveniente y es que debe esperar a que la Cooperativa Autogestionaria de Servicios Aeroindustriales (Coopesa) se traslade hacia el sur de la pista para poder llevar a cabo los trabajos en ese espacio.

Mencía detalló que la construcción estaba en manos de una firma española por medio de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), pero presentó una serie de problemas y al final no se concluyó, por lo que Aeris ofreció construir el nuevo edificio para acelerar el traslado, hecho que aprobó el Gobierno.

Propusimos al Estado que nosotros podíamos encargarnos de la construcción, y así va a ser mediante un mecanismo que está en el contrato de gestión interesada que es una orden de cambio vamos a mover a Coopesa. Lo vamos a mover al suroeste de la pista, donde era el proyecto original de los españoles, y eso es lo que nos permite hacer bloque X" relató el director ejecutivo de la administradora del Juan Santamaría.

Una vez que se mude el inmueble se deberá realizar un estudio de suelo debido al uso industrial que por años ha tenido el terreno donde está la Cooperativa.

Es de esta manera que se estima que el bloque X quede terminado para finales del 2020.

El costo de los módulos ronda los $40 millones.

Otro proyecto en el ínterin es la ampliación de la paralela sur, espacio donde los aviones aguardan antes de despegar. Mencía señaló que este trabajo es fundamental para la eficiencia de la pista pues en la actualidad las naves deben pasar por esta dejando sin posibilidad el despegue o aterrizaje por unos minutos.

"Cada aterrizaje y cada despegue por la pista hoy tiene una deficiencia de entre tres y seis minutos, dependiendo de la aeronave, entre el tiempo que se cierra la pista y el avión carretea. Ahí vamos a ganar muchos minutos en hora pico donde hay muchos aviones, vamos a tener líneas aéreas contentas de que su operación es más eficiente", apuntó el director ejecutivo.

Con la ampliación de la paralela sur podrán estar en fila hasta tres aviones. Este proyecto, cuyo costo es de $2 millones, iniciará el próximo año.