Drones personales sorprenden en feria de tecnología

No es un pájaro, no es un avión, pero podría ser un drone personal. Estos objetos voladores robaron las miradas en el Salón Internacional de Electrónica de Consumo (CES), en Las Vegas.

La idea drone personal con fines civiles surge del uso generalizado de esta tecnología aérea por parte de los militares de Estados Unidos.

La compañía Amazon, por ejemplo, ha ideado un plan para crear drones para entregar productos, y Parrot, una empresa francesa de tecnología, presentó en Las Vegas su "mini-drone" de juguete, que puede ser controlado desde un smartphone.

"Tenemos aviones civiles y ahora tenemos aviones de juguete", dijo Nicolas Halftermeyer, de la firma Parrot, al describir el drone de Parrot como como un dispositivo diseñado para adolescentes que quieran asumir el reto de dirigirlos desde sus tabletas.

"Tienen hélices de plástico, no son peligrosos. Con cuatro hélices el mismo aparato se puede equilibrar de forma automática".

Para usos más serios, el fabricante DJI, con sede en China, reveló su línea de dispositivos voladores muy parecidos a los drones para fotografía aérea.