EE.UU. investiga supuesta decapitación de trabajador humanitario por parte del Estado Islámico

indagación​Peter Kassig, de 26 años y originario de Indiana, fue secuestrado en 2013 en Siria

Los servicios de inteligencia de Estados Unidos "trabajan lo más rápido posible" en confirmar la autenticidad de un video del grupo Estado Islámico (EI) en el cual el rehén estadounidense Peter Kassig parece haber sido decapitado, informó este domingo en un comunicado el Consejo de Seguridad Nacional.

Kassig, trabajador humanitario de 26 años y originario de Indiana (Estados Unidos), fue secuestrado en 2013 en la provincia siria de Deir Ezzor, cuando ayudaba en hospitales a sirios que huían a Turquía y Líbano. Tras su captura, se convirtió al islam.

"Si (la autenticidad) es confirmada, estamos horrorizados por la muerte brutal de un inocente trabajador humanitario estadounidense y expresamos nuestras más sinceras condolencias a su familia y a sus amigos", señaló en la nota la portavoz del Consejo, Bernadette Mehan.

La organización Estado Islámico reivindicó la ejecución por decapitación de Kassig en represalia por el envío de consejeros militares estadounidenses a Irak, en un video puesto en línea este domingo por sitios yihadistas.

En ese mismo video, difundido por el órgano mediático de grupos yihadistas Al-Furqan, pero que aún no ha sido autenticado, se observa además a combatientes del EI mientras se aprestan a decapitar en forma simultánea a 18 hombres presentados como soldados del régimen sirio de Bashar al Asad.

De 26 años de edad, Kassig es el tercer rehén cuya decapitación es reivindicada por el EI. Dos británicos, Alan Henning, un voluntario humanitario, y David Haines, un trabajador humanitario, corrieron la misma suerte.

Los padres de Kassig dijeron este domingo que esperaban la confirmación del asesinato de su "querido hijo" tras el anuncio de su decapitación.