EE.UU. sospecha que piratas chinos fueron responsables de ciberataque

presunción​Perjudicó a 4 millones de empleados y excolaboradores del gobierno federal

Estados Unidos anunció este jueves que piratas informáticos accedieron a datos de cuatro millones de empleados y excolaboradores del gobierno federal, un ataque que, según la prensa estadounidense, pudo ser perpetrado por hackers chinos.

"Como resultado del incidente", descubierto en abril anterior, la Oficina de Administración del Personal del gobierno (OPM, en inglés) dijo que "enviará notificaciones a aproximadamente cuatro millones de personas".

El ataque informático habría sido iniciado en diciembre por piratas chinos, según el periódico The Washington Post, que cita a autoridades estadounidenses que declararon bajo condición de anonimato. En ese caso se trataría del segundo ciberataque a esta agencia perpetrado por China.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Hong Lei, dijo este viernes que "los ciberataques suelen ser anónimos y perpetrados fuera de fronteras y su origen es difícil de rastrear".

"No llevar a cabo unas investigaciones profundas y seguir utilizando palabras como 'posible' es irresponsable y sin fundamento científico", añadió.

La embajada china en Washington señaló poco antes que tales ataques no serían permitidos por la legislación china.

"No es responsable, sino contraproducente, sacar conclusiones y hacer acusaciones hipotéticas", dijo el portavoz de la legación Zhu Haiquan.

"Las leyes chinas prohíben los ciberdelitos en todas sus formas. China ha hecho grandes esfuerzos para combatir los ciberataques de acuerdo con las leyes y regulaciones chinas", agregó.

La OPM maneja cientos de miles de investigaciones de antecedentes de potenciales funcionarios del gobierno cada año. En este caso, no queda claro si el ciberataque afectó a datos de altos funcionarios de la administración.

La OPM recurrió a nuevas herramientas informáticas en los últimos meses, que le permitieron detectar el ataque cuatro meses después.

El FBI y el Departamento de Seguridad Interior indicaron que investigan el caso. El FBI "tomará en serio todos los ataques potenciales contra los sistemas del sector público y privado", indicó en un breve comunicado.

La Policía Federal estimó que "todos aquellos que son una amenaza en el ciberespacio" deberían rendir cuentas.

Foto y Video: Euronews.