EE.UU. abre camino hacia dos tipos de internet, una más rápida que la otra

El regulador estadounidense de las comunicaciones aprobó este jueves una controvertida propuesta para que las compañías puedan acceder, mediante un pago, a líneas de internet más rápidas, algo prohibido hasta ahora y que para muchos viola el principio de neutralidad de la red.

El texto, aprobado por tres votos contra dos por la Comisión Federal de las Comunicaciones (FCC) tras semanas de intenso lobby por parte de algunos grupos, todavía debe pasar un período de examen público antes de quedar confirmado.

El plan busca conservar algunos principios de la neutralidad de la red- la noción de que todo el tráfico online debe ser tratado de igual manera-, al tiempo que permite acuerdos comerciales que autoricen a las compañías a pagar por un acceso más rápido a internet, creando de hecho una internet de dos velocidades.

La FCC dijo que cada acuerdo entre empresas sería examinado para determinar si es "razonable" comercialmente y que dejaba abierta la posibilidad de regular el acceso a internet como un "bien público" si es necesario, lo que le daría a la institución mucho más poder sobre los proveedores de internet.

Fuera de la sede de la FCC, cientos de personas protestaban con tambores y carteles con la inscripción "Salven la internet". "Si empezamos a crear vías rápidas en internet, solamente serán reservadas para un pequeño puñado de grandes compañías y aquellos que pueden pagar tasas gigantes", dijo Craig Aaron, presidente del grupo Free Press.

La semana pasada, un grupo de 150 empresas del sector tecnológico que incluía a Amazon, Facebook, Twitter, Google, Yahoo! y Microsoft, manifestaron su preocupación por los planes de la FCC y pidieron que se preservara "una internet libre y abierta".