No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Efecto “cementazo”: Alvarado se aleja de sombra del Presidente y busca la luz de Ottón

​Candidato del PAC resiente falta de un accionar más fuerte del Gobierno en caso de cemento chino 

El puente González Flores luce imponente a espaldas de Carlos Alvarado en uno de sus primeros anuncios como aspirante presidencial del Partido Acción Ciudadana (PAC). Eso fue en junio pasado, cuando todavía el caso conocido como “cementazo” no había pringado a la políticos, empresarios, directivos de bancos y al propio Gobierno de la República.

En ese entonces, Alvarado, otrora ministro de Trabajo de la actual administración, resaltaba los logros del Gobierno y su frase predilecta era “proteger el cambio”.

Muy cercano al del presidente Luis Guillermo Solís, de quien fue su jefe de campaña en las elecciones anteriores, Alvarado criticaba públicamente a otras figuras del partido enfrentadas con el mandatario. El caso más concreto fue cuando el 23 de setiembre pasado en un discurso ante la Asamblea Nacional del PAC se refirió a Ottón Solís –fundador de la agrupación y actual legislador– como “alguien a quien han derrotado tres veces" (Ottón perdió las elecciones en el 2002, 2006 y 2010).

Unas horas después, el candidato pidió disculpas por dicho comentario.

A dos meses de las elecciones el panorama es totalmente diferente. Alvarado cada vez se aparta más de la sombra del presidente Solís, a quien le han pedido destituciones y acciones fuertes contra el cementazo, y busca más la fuerza de Ottón Solís. Incluso este lunes publicó en su perfil de Facebook imágenes y videos del legislador compartiendo con su familia en la celebración del 17 aniversario del PAC, también ha dicho que el fundador del partido tendría un puesto en su gabinete de ganar las elecciones

Ese cambio obedece al efecto “cementazo” que ha salpicado al Gobierno, en especial a hombres cercanos al mandatario como el jerarca de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), Mariano Figueres, al diputado Víctor Morales Zapata (declarado independiente) y al exviceministro de Hacienda, Fernando Rodríguez, quien el viernes pasado fue separado “por mutuo acuerdo” de ese cargo.

En contraste, Ottón Solís es uno de los diputados más activos y enérgicos de la Comisión Especial Investigadora de los Créditos Bancarios en el Congreso, cuyas comparecencias se han transmitido en vivo por redes sociales, lo que ha hecho que su popularidad y respaldo ciudadano se haya disparado.

El “cementazo” es como se le conoce al otorgamiento de créditos bancarios superiores a los $30 millones al empresario importador de cemento chino, Juan Carlos Bolaños, en condiciones en apariencia irregulares y en donde hubo un supuesto tráfico de influencias. Por este caso Bolaños y siete directivos del Banco de Costa Rica (BCR) descuentan actualmente prisión preventiva.

Empujón y adaptación

El analista político Gustavo Araya explica que el cambio de Alvarado no parece ser una estrategia planificada, sino, más bien, a que las circunstancias lo han “empujado” a hacerlo. Detalla que el candidato resiente una respuesta más contundente del Gobierno para afrontar los cuestionamientos del “cementazo” y que sus posturas hayan sido ignoradas. Alvarado, por ejemplo, pidió que se separara a la junta directiva del BCR y al propio viceministro de Hacienda, pero tales medidas no se tomaron sino hasta tiempo después, cuando ya el sentimiento de desazón de la ciudadanía era desbordante.

“Sin duda el cementazo genera una ruptura entre el Gobierno y su candidato, y como parte del proceso Alvarado se acerca a Ottón, aunque no es algo planificado”, detalla Araya.

Al consultársele sobre su acercamiento con Ottón Solís, Alvarado negó que se tratase de algo “del momento”, pues sostiene que desde que inició su aspiración presidencial ha destacado el papel del legislador en el partido. “Se trata de estar con las mejores personas, nos une trabajar por el país”.

En cuanto a la afectación del “cementazo” en su campaña, Alvarado respondió: “El tema cementazo ha afectado a todo el país, y eso es lo que nos debería preocupar”.

"Me guío por la razón, no por la emoción"

Ottón Solís no le ha negado el respaldo a Alvarado, aunque confiesa que los altercados que han tenido "no quedan en el pasado".

El legislador considera que Alvarado cuenta con el carácter y la altura ética para asumir la Presidencia del país. Añadió que Alvarado no tuvo responsabilidad en las acciones y omisiones que él le ha criticado al Gobierno de Luis Guillermo Solís.

Pese a ello, no oculta que las palabras del candidato -como cuando lo llamó "al que han derrotado tres veces"- las considera inapropiadas, mas asegura que debe pensar en el país. "Yo no me guío por emociones, me guío por la razón, si me guiara por emociones estaría molesto, pero lo hago con la razón, por el país", destacó.

Fotografías tomadas del Facebook oficial de Carlos Alvarado