El nuevo posible presidente de Honduras apuesta a combatir la violencia con militares

Abogado de 45 años, de corte autoritario y pragmático, Juan Orlando Hernández, quien encabeza el conteo en las elecciones de Honduras como candidato oficialista, es una apuesta política que ha prometido sacar al país de la violencia mediante militares en las calles.

De baja estatura, cabello bien recortado y sonrisa amplia, el aspirante del Partido Nacional (PN, derecha) se impone con 34% de los votos a la candidata del izquierdista Libertad y Refundación (Libre), Xiomara Castro (29%), según cifras parciales del tribunal electoral, que asegura una tendencia "irreversible" escrutadas un 67% de las mesas.

En el país más violento del mundo, con 85,5 homicidios por cada 100.000 habitantes, "JOH", como abrevia su nombre, centró su oferta de campaña en el combate militarizado contra el narcotráfico y las pandillas.

"JOH" está casado con la abogada Ana García, con quien tuvo cuatro hijos.

"JOH" nació el 28 de octubre de 1968 en el seno de una familia rural de clase media en la ciudad de Gracias, en el departamento de Lempira (oeste), donde es empresario agrícola y dueño de un hotel, una radio y un canal de televisión.

Cursó estudios secundarios en la ciudad de San Pedro Sula, en el Liceo Militar del Norte, donde obtuvo el grado de subteniente de Infantería. Se graduó de abogado en la Universidad Nacional, en Tegucigalpa, e hizo una maestría en Nueva York.

Fue como presidente del Congreso, según sus críticos, que desplegó su estilo autoritario. Incluso el influyente dirigente industrial Adolfo Facussé, quien apoyó el golpe contra Zelaya, lo llamó "pequeño dictador en ciernes".

Su rival en las elecciones, Xiomara Castro, esposa del derrocado presidente Manuel Zelaya, alega fraude en los comicios.

Como presidente del Congreso impulsó proyectos populistas como el de los "ecofogones" (estructuras metálicas que funcionan con poca leña) para familias pobres. De ahí le endosaron el apodo de "Juan fogón", que él, revirtiendo la burla, usó luego en su campaña.