El taxista se cree intocable pero tiene que cambiar... Uber nos abrió los ojos, dice representante

protesta​Gobierno descarta “censurar” aplicación Uber

El presidente de la Unión Costarricense de Taxistas Rubén Vargas, considera que la llegada de Uber a Costa Rica fue con un "shock" eléctrico, "un balde de agua fría", en la cabeza del taxista que les permitió abrir los ojos sobre una serie de cambios que deben realizar en el gremio para poder ofrecer un mejor servicio.

Presidente unión de Taxistas, Rubén Vargas

En el programa Nuestra Voz de este lunes, el líder gremial fue enfático al señalar culpas internas sobre un servicio que ha carecido de calidad y de enfoque al cliente y por eso aseguró que desde siempre el taxista se ha creído "intocable", pero esto es algo que ahora tiene que cambiar.

Vargas habló en el programa vía telefónica mientras tomaba parte en la organización de una marcha de taxistas desde el Parque de la Paz hasta Casa Presidencial, con la cual pretenden exigirle al gobierno que aplique sanciones contra el transporte ilegal de pasajeros y que ordene la desactivación de la aplicación que permite el funcionamiento a Uber.

Uber - dijo- utiliza una plataforma tecnológica sofisticada que le permite violar la legalidad en el país, lo cual no deja de ser una "cachetada" para el gremio.

Según Vargas, ya existen en el mercado al menos seis aplicaciones privadas que permiten a los taxistas dar un servicio de forma similar a Uber, aunque los cobros siguen realizándose a través de marías y no por cálculos de geolocalización como utiliza la multinacional.

PRESIDENTE UNIÓN DE TAXIStas, RUBÉN VARGAS

Los taxistas comenzaron a concentrarse desde cerca de las 6:30 a.m. y a eso de las 8 a.m. emprendieron su camino hacia Zapote, donde esperan negociar nuevas medidas de presión contra el servicio privado.

No obstante, el viceministro de Transportes, Sebastián Urbina, aclaró que si bien están de acuerdo en que Uber es un servicio ilegal, la aplicación no lo es, por lo que no pueden pedir su retiro ni bloquearla.

Viceministro de Transportes, sebastián urbina

Hacerlo - según Urbina- sería un acto de censura contra Internet, y el gobierno no cree ni apoya la censura.

El funcionario recordó que cualquier persona o grupo está en su derecho de manifestarse, pero estarán atentos con la Fuerza Pública y la Policía de Tránsito a fin de evitar bloqueos o cierres de vías.

Foto cortesía Marco Monge