No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Investigadores de la UCR logran generar electricidad a partir de la broza del café

Proyecto es rentable para beneficios grandes

Producir electricidad utilizando como base la broza de café que se desecha en los beneficios donde se procesa el fruto, es parte del descubrimiento que ingenieros químicos de la Universidad de Costa Rica (UCR) hicieron luego de que la Escuela de Ingeniería de Química (EIQ) inició consultorías en el área cafetalera.

El proyecto, bajo el nombre de 'Implementación y evaluación tecnológica de gasificación en la industria del café', busca disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero que produce el manejo tradicional de quema de este material de desecho.

La investigación lleva dos años y es liderado por la ingeniera Cindy Torres y el investigador Luis Urbina de la escuela de Ingeniería Química de la UCR.

"Nos surgió la idea de gasificar los desechos de café para producir electricidad. La broza de café la convertimos en un gas de hidrógeno y monóxido de carbono que puede alimentar a un motor", indicó Urbina.

Lo primero que se hace es quitarle humedad a la broza hasta convertirla en pequeñas piezas. Luego se colocan en la gasificadora, una máquina especializada que transforma el producto sólido en gases combustibles útiles para operar motores y a su vez generar electricidad.

"La broza de café no se puede usar directamente, necesita un procesamiento. Los pellets se obtienen de prensar la broza y entra al gasificador y se produce electricidad. Se comprobó que sí es técnicamente factible para producir electricidad", comentó Urbina.

Una opción para beneficios de grandes dimensiones

El equipo que se utiliza para gasificar la materia prima es un proyecto que resulta rentable para los beneficios de café de gran magnitud.

Urbina aclaró que se creó una herramienta de cálculo para que los pequeños locales que procesan el fruto estudien y midan los costos que puede generar el utilizar la broza como materia prima de electricidad.

"La herramienta de cálculo es una hoja de excel. Toma en cuenta la naturaleza estacional porque hay que tener un balance de cuando elijo un equipo. Hay que tomar en cuenta los costos de los beneficios", aseguró Urbina.

El investigador hizo hincapié en que las personas que desean hacer uso de este tipo de tecnología deben tomar en cuenta que las etapas de producción del café varían de acuerdo a la época del año en la que se encuentra.

La meta es que este tipo de iniciativas puedan implementarse en un futuro en el país.

Fotografías cortesía de Laura Rodríguez.