Empleados legislativos anuncian paro esta tarde para presionar por construcción de nuevo edificio

La Unión de Trabajadores Legislativos (Utraleg) anunció un paro de labores a partir de este lunes por la tarde para presionar por la construcción de una nueva sede del Congreso, informó la secretaria general de ese sindicato, Guiselle Ruiz.

Dijo que la medida se tomó por la negativa de los diputados de aprobar una moción para pasar al primer lugar de la agenda del Congreso la discusión del proyecto de ley que permite continuar con la construcción del nuevo edificio del Parlamento.

Ruiz adelantó que este paro puede extenderse incluso al jueves 1 de mayo, fecha en la que se instalarán los nuevos legisladores, pero manifestó que dependerá de cuántos empleados se unan a este movimiento de protesta y de si los diputados muestran voluntad de aprobar esta moción entre este lunes y martes.

SECRETARIA GENERAL DE LA UTRALEG, GuISELLE RUIZ

El riesgo de que una huelga paralice de forma total al Congreso el primer día del nuevo cuatrienio legislativo está latente, reconoció el director ejecutivo de la Asamblea Legislativa, Antonio Ayales.

DIRECTOR EJECUTIVO DEL CONGRESO, ANTONIO AYALES

Ayales dijo que es imposible prever qué fuerza podría tener esta convocatoria. Aseveró que está dispuesto a conversar con los empleados legislativos para evitar un "primero de mayo negro", pues agregó que sería imposible realizar la sesión ese día sin el trabajo de los huelguistas.

Alrededor de las 4:30 p.m. de este lunes, los empleados de la Utraleg tendrán una reunión para establecer si deponen su protesta o si la amplían a este martes.

El proyecto de ley que pretende continuar la construcción del nuevo edificio tiene como estrategia declarar la construcción del nuevo Congreso como "de interés nacional" y así evitar la autorización del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, adscrito al Ministerio de Cultura, en la decisión de si el nuevo edificio legislativo afecta realmente la visibilidad de los sitios patrimoniales que se encuentran en el entorno del proyecto.

El Congreso está a la espera de un estudio de impacto ambiental del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos, que determinará si la nueva estructura causa un real impacto paisajístico a edificios patrimoniales como el Museo Nacional, el edificio Sión, el Castillo Azul y otros que rodean el inmueble legislativo.