Emprendedor construye muebles con la madera que arrastra el mar

La madera le habla a Alberto Barrantes. Dice él que las "tucas" que el mar ya no quiere y deja abandonadas en la playa le dicen "soy una silla" o "soy una mesa", todo depende.

El joven emprendedor recorre las playas del país varias veces al año para recoger piezas de madera y trozos de tronco, con un sólo objetivo: que se conviertan en muebles.

Los diseños de Barrantes, que anteriormente se dedicaba a enseñar surf, se convirtieron en la marca Artecassia, que nació hace cuatro años.

Desde entonces, la carpintería se convirtió en una profesión que aprendió empíricamente. Dentro de su oferta se encuentran bancas, mesas de comedor o de café, repisas, sillas y sofás, así como accesorios o piezas de decoración.