En 2 meses 15.000 soldados rusos fueron enviados a Ucrania, estiman grupos de Derechos Humanos

Invasión​Rusia lanzó este lunes la construcción de un gasoducto que permitirá por primera vez exportar gas hacia China

Cerca de 15.000 soldados rusos fueron enviados a Ucrania en los últimos dos meses y varios centenares habrían muerto en combate, dijeron este lunes grupos de derechos humanos.

Moscú niega haber desplegado tropas en Ucrania para ayudar a los separatistas prorrusos en los combates contra las fuerzas ucranianas, pero en las últimas semanas muchas declaraciones hacen pensar lo contrario.

Valentina Melnikova, presidenta del Comité de Madres de Soldados, la principal organización que representa a las familias de los militares, dijo que se cree que actualmente hay entre 7.000 y 8.000 soldados rusos en Ucrania.

Estos cálculos se basan en las informaciones proporcionadas por las familias cuyos allegados fueron enviados a realizar maniobras y luego quedaron incomunicados.

Pero sus estimaciones personales elevan la cifra a "entre 10.000 y 15.000 soldados rusos enviados" a Ucrania en los últimos dos meses. "Desgraciadamente, creo que estoy en lo cierto".

"Los comandantes militares están dirigiendo una operación especial secreta", aseguró Melnikova, miembro del consejo público del Ministerio de Defensa.

Los grupos de defensa de los derechos humanos consideran que las autoridades de Moscú han impuesto un apagón virtual sobre cualquier información relativa al despliegue de soldados.

El Comité de Madres de Soldados y Ciudadanos y Ejército, otro grupo que representa a los militares, dijeron que de momento no disponen de ninguna lista de bajas confirmadas oficialmente.

Pero según la información proporcionada por los propios soldados o por sus familias, los defensores de los derechos humanos calculan que al menos 200 efectivos podrían haber muerto en Ucrania.

Según el jefe de Ciudadanos y Ejército, Sergei Krivenko, y la líder de Madres de Soldados en San Petersburgo, Ella Polyakova, también miembro del consejo asesor en derechos humanos del presidente ruso, Vladimir Putin, unos 100 soldados de la brigada de infantería número 18 habrían muerto en Ucrania.

Por su parte, el diputado de oposición Lev Shlosberg dijo el sábado que unos 100 paracaidistas de la ciudad de Pskov habían muerto en la ex república soviética.

La OTAN calcula que "más de mil soldados rusos" están en Ucrania.

Por su parte Rusia lanzó este lunes la construcción de un gasoducto que permitirá por primera vez exportar gas hacia China, una manera para Moscú de reequilibrar su mercado energético hacia Asia en pleno conflicto con Occidente por la guerra en Ucrania.

"Hoy lanzamos el mayor proyecto de construcción del mundo", dijo el presidente ruso Vladimir Putin en la inauguración en las afueras de la ciudad siberiana de Yakutsk de este gasoducto que tendrá 3.968 kilómetros.

"Pero no se trata de batir récords sino de un proyecto de gran importancia para la Federación Rusa y para la República Popular de China", añadió.

El gasoducto, llamado "Fuerza Siberiana", con una capacidad prevista de 61.000 millones de metros cúbicos, permitirá conectar Siberia Occidental con el extremo oriente, hasta Jabárovsk y Vladivostok.

Su construcción y la de las infraestructuras adyacentes costará unos 55.000 millones de dólares y permitirá a Rusia, que depende en gran parte de los ingresos de la venta de hidrocarburos, cumplir el acuerdo alcanzado con Pekín en mayo para proveer gas al país.