En alerta por lluvias, Uruguay arrancó este domingo jornada electoral

comicios​“No quiero vender la piel del oso antes de cazarlo”, dijo el candidato favorito, Tabaré Vázquez antes de salir de su casa

Uruguay dio inicio el domingo a la segunda vuelta electoral para elegir al sucesor del presidente José Mujica para el periodo 2015-2020, en elecciones en las que el oficialista y expresidente Tabaré Vázquez (2005-2010) es el favorito ante el centroderechista Luis Lacalle Pou.

Unos 2,6 millones de uruguayos están habilitados para votar en 6.948 circuitos electorales, en una jornada de intensas lluvias y con un alerta meteorológica para gran parte del país.

La votación, que es obligatoria, se inició a las 08:00 locales y debe culminar a las 19:30, con una hora más de prórroga. La Corte Electoral estima que los resultados oficiales -cuyo conteo es realizado manualmente- se conocerán en la madrugada del lunes.

En la primera vuelta electoral del 26 de octubre el Frente Amplio (FA, izquierda) de Vázquez obtuvo 47,8 por ciento de los votos, lo que le dio la mayoría en la Cámara de diputados y lo dejó como amplio favorito frente a Lacalle Pou, candidato del Partido Nacional (PN, centroderecha) y que quedó en segundo lugar con 30,9 por ciento de los sufragios.

Lacalle Pou, diputado de 41 años, que llegaba con la expectativa de liderar el bloque opositor, vio así arruinadas sus esperanzas con una votación menor a la pronosticada por las encuestas para su partido, así como para su tradicional aliado, el también centroderechista Partido Colorado, que cosechó solo 12,9 por ciento de los votos.

En ese contexto, la campaña electoral hacia el balotaje se desarrolló con pocas estridencias, con un Vázquez que no brindó entrevistas a medios de prensa y recorrió el interior del país en una gira "de agradecimiento" y un Lacalle Pou llamando a "desafiar la matemática".

El candidato a la presidencia por el Frente Amplio, Tabaré Vázquez, sobre las 08:00 horas y antes de salir rumbo al Club Arbolito, donde vota, se tomó unos minutos para responder a los periodistas, que lo entrevistaron bajo los paraguas.

"No quiero vender la piel del oso antes de cazarlo", dijo Vázquez antes de salir de su casa.

Al llegar a El Arbolito, el candidato bromeó ante la cantidad de medios que lo esperaban y dijo: "Si no me dejan votar me van a tener que pagar la multa".

Y añadió: "Después de lo que se dio en octubre no se justificaría que se haga un balotaje".