En bus y metro, ticos viajan con máximo optimismo al Arena Pernambuco para apoyar a "La Sele"

Recife, Brasil. La afición costarricense madrugó este viernes y desde muy temprano se moviliza en los autobuses y metro de la ciudad de Recife, en Brasil, hacia el estadio Arena Pernambuco.

Allí se jugará el partido entre la selección nacional y su similar de Italia.

Los aficionados reconocen que el partido de las 10 a.m. (hora de Costa Rica) no será fácil.

Italia es un rival fuerte, sin embargo, la esperanza es que este viernes la Tricolor logre concretar o al menos acercarse más a los octavos de final.

Al igual que el primer partido frente a Uruguay, Joel Campbell es el favorito para hacer los goles a favor del cuadro nacional.

Las puertas del Arena Perbambuco se abrirán a las 8 a.m. (hora de Costa Rica).

Los seleccionados de ambos países llegarán al estadio una hora antes del juego.