En declaración leída, Ministro de la Presidencia dice que no le dio instrucciones a Daniel Soley sobre ofrecimiento a Procuradora

comparecencia​Asegura que se sintió sorprendido cuando el Presidente le informó de queja de Ana Lorena Brenes

En una declaración leída, el ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, dijo este miércoles por la noche que no le dio instrucciones a su exviceministro, Daniel Soley, de ofrecerle una embajada a la procuradora general de la República, Ana Lorena Brenes.

La funcionaria reveló que Soley le propuso cinco opciones de embajadas: Noruega, Suiza, Italia, República Dominicana y Panamá.

En su intervención ante la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público de la Asamblea Legislativa (que inició a las 8:50 p.m.), Jiménez dijo que el martes 6 de enero Soley le comunicó que se reuniría con Brenes para mejorar la coordinación interinstitucional entre la Procuraduría General de la República y el gobierno.

Pero aseguró que desconocía los detalles de la agenda que Soley abordaría con Brenes.

El titular de la Presidencia indicó que Soley tenía intención de informarse sobre el proceso de nombramiento del Procurador de la Ética Pública durante la reunión con Brenes e insistió que desconocía los detalles de la agenda que trataría con la funcionaria.

Jiménez expresó que le pareció "conveniente" la reunión de Soley con Brenes.

Relató que a las 8 p.m. del 6 de enero Soley le informó que el encuentro con la Procuradora fue "positivo, ameno y que le fue bien". Reiteró que no le dio detalles y que tampoco él se los pidió, aunque aseguró que quedó satisfecho con la explicación de su entonces subalterno.

El Ministro de la Presidencia dijo que se sintió sorprendido cuando el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, le informó sobre la queja de la Procuradora.

Jiménez criticó la forma en la que el diario La Nación abordó el encuentro y calificó la información de "fábula periodística".



La comparecencia de Jiménez fue suspendida y se retomará este jueves a partir del mediodía.