En histórica reunión, Obama ofrece dar una vuelta de página y Castro abre puertas a transformar relaciones

encuentro​“Estamos dispuestos a hablar de todo, pero necesitamos ser pacientes, muy pacientes”, comentó gobernante cubano

Los mandatarios Raúl Castro y Barack Obama (presidentes de Cuba y de EE.UU.) protagonizaron este sábado por la tarde un encuentro histórico:la primera reunión entre un presidente estadounidense y un mandatario cubano en más de cincuenta años.

Con una mesa llena de diferencias ideológicas, una baraja de cartas negras en la historia de la región y una carpeta de compromisos pendientes, el mandatario estadounidense invitó a dar una vuelta de página al siglo XX e iniciar unas nuevas relaciones entre Cuba y su país.

"Obviamente hay profundas diferencias entre los dos gobiernos, pero vamos a seguir trabajando con nuestras preocupaciones sobre democracia y derechos humanos, y ellos también van a trabajar acerca de sus preocupaciones sobre la política norteamericana", dijo Obama.

Ya existen compromisos concretos.

Antes de la reunión de esta tarde, Obama ofreció en la mañana una serie de programas de ayuda humanitaria, el desarrollo de telecomunicaciones en la región y una normalización entre relaciones que permita, a mediano plazo, abrir una embajada en ambos países.

Por su parte, Castro resaltó que -efectivamente- existen grandes tensiones y diferencias marcadas por décadas de historia, pero abrió las puertas al avance y la transformación de las relaciones entre ambas naciones. Transformación que requerirá de mucho tiempo y extensas conversaciones.

"Estamos dispuestos a hablar de todo, pero necesitamos ser pacientes, muy pacientes", comentó Castro.

Video: CNN.