En Japón, a los pandas les cierran la cortina para que se reproduzcan

Shin Shin y Ri Ri se retiran a la intimidad. El zoológico de Tokio quiere evitar que la pareja de pandas se distraiga con el público para que pueda aparearse.

Los pandas no se caracterizan por tener un gran apetito sexual y tienen una taza de apareamiento muy baja.

Es por esto que esta pareja de pandas cautivó a Japón en 2012, cuando Shin Shin dio a luz a un cachorro, sin embargo murió de neumonía poco tiempo después. La temporada de apareamiento no tuvo éxito el año pasado y por eso se espera que estos días de pasión terminen con la buena noticia de que un panda más llegue al mundo.